Biden se fija el objetivo de que en 2050 todo combustible aéreo proceda de fuentes renovables

El combustible de aviación sostenible, elaborado con aceite de cocina y grasa animal, es hasta cinco veces más caro que el combustible para aviones normal

Sheila Flynn
miércoles 11 agosto 2021 15:26
La ruta hacia el fin de los coches de combustión
Read in English

El gobierno de Biden está en conversaciones iniciales para eliminar el uso de combustibles fósiles en la industria aérea para 2050, según un nuevo informe.

Dos fuentes dijeron a Reuters que el objetivo sería sustituir los combustibles fósiles por combustible de aviación sostenible (SAF) en un intento de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero del sector.

Las conversaciones se producen en un momento en el que el Presidente Joe Biden y su gobierno intensifican los esfuerzos para combatir la crisis climática, tras un nuevo y duro informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU que indica escenarios medioambientales cada vez más graves en las próximas décadas.

El SAF, fabricado a partir de materiales como el aceite de cocina y la grasa animal, es hasta cinco veces más caro que el combustible normal para aviones. El combustible es el segundo mayor gasto de las aerolíneas, después de los costes laborales.

Como parte del programa Build Back Better, el Presidente Biden propuso inversiones catalizadoras para impulsar la innovación y el despliegue de “combustibles de aviación sostenibles”, declaró a Reuters Ali Zaidi, asesor nacional adjunto sobre el clima de la Casa Blanca, sin confirmar una fecha objetivo para 2050.

“La administración se ha comprometido a impulsar soluciones climáticas en todos los sectores y segmentos de la economía, con la urgencia que exige la crisis climática”.

Aunque no se ha confirmado un objetivo para 2050, la administración ha señalado ese mismo año como fecha objetivo para las emisiones netas cero.

La demanda mundial de combustible para aviones asciende actualmente a unos 200 mil millones de litros al año, pero la IATA estima que en 2021 sólo se producirán entre 100 y 120 millones de litros de SAF, es decir, sólo el 0.05% del combustible total, según informó Reuters.

Leer más: Objetivo mundial de 1.5 ° C se escapa sin una acción urgente, advierte informe del IPCC

De acuerdo con la Agencia de Protección Ambiental, los aviones representan el 12% de las emisiones del transporte estadounidense y el 3% de la producción total de gases de efecto invernadero del país.

“A nivel mundial, la aviación produjo el 2.4 por ciento del total de las emisiones de CO2 en 2018”, informa el Instituto de Estudios Ambientales y Energéticos, con sede en Washington, en su página web.

“Si bien esto puede parecer una cantidad relativamente pequeña, considere que si la aviación comercial global fuera un país en la clasificación nacional de emisiones de CO2, la industria ocuparía el sexto lugar en el mundo entre Japón y Alemania”. Los efectos no relacionados con el CO2, como el calentamiento inducido por las estelas de los aviones y otros contaminantes, hacen que la contribución total combinada de la aviación comercial sea de aproximadamente el 5% del problema del calentamiento del planeta.”

La sustitución de los combustibles fósiles por SAF en las compañías aéreas es una de las principales preocupaciones en todo el mundo, y Europa es más proactiva que Estados Unidos a la hora de poner en marcha planes para instar su adopción. Allí, los reguladores están intentando obligar a los proveedores a mezclar cantidades crecientes de SAF en su queroseno.

Las aerolíneas estadounidenses se oponen a ese mandato, pero los ecologistas sostienen que será necesaria una norma similar para aumentar la producción y bajar el precio del combustible alternativo.

“Los refinadores fabrican más diésel renovable en estos momentos porque los gobiernos federales y estatales ofrecen más incentivos, como el crédito de California de 45 centavos por galón”, informó Reuters. “El Congreso está debatiendo un crédito fiscal de hasta 2 dólares por galón para el SAF”.

Si ese crédito estuviera disponible, World Energy, el mayor productor de SAF de EE UU, podría vender su SAF por aproximadamente lo mismo que el combustible convencional, dijo a Reuters Bryan Sherbacow, director comercial de la empresa.

“La planta de World Energy en el área de Los Ángeles utiliza alrededor de un tercio de su capacidad anual de 25 millones de galones para fabricar combustible de aviación, y el resto produce otro combustible renovable”, detalló Reuters.

“La compañía está apostando por que el SAF sea más asequible, ya que está aumentando la capacidad de SAF de la planta a unos 150 millones de galones para 2023”.

Sherbacow afirmó a Reuters que, si los incentivos estuvieran equilibrados, “probablemente estaríamos fabricando mucho más combustible para aviones.”