Agente de la CIA, que viajaba a la India, reporta síntomas del síndrome de La Habana

Desde 2016, más de 130 diplomáticos y oficiales de inteligencia estadounidenses se han visto afectados por la enfermedad

Maroosha Muzaffar
martes 21 septiembre 2021 22:50

El Pentágono pide al personal que informe de los síntomas del síndrome de La Habana.

Read in English

Un oficial de inteligencia estadounidense, que viajó a la India a principios de este mes, ha reportado síntomas del misterioso síndrome de La Habana, una enfermedad que supuestamente ha afectado a más de 100 diplomáticos y espías estadounidenses desde 2016, según un informe.

Los funcionarios dijeron que estaban investigando si el oficial fue atacado porque viajaba con el director de la CIA, William Burns.

Burns estaba “echando humo” de rabia después de ser informado sobre la condición del oficial, dijo una fuente a <em>CNN</em>. El agente recibió atención médica en cuanto llegó a Estados Unidos.

“No hacemos comentarios sobre incidentes o agentes concretos. Tenemos protocolos para cuando los individuos informan de posibles incidentes de salud anómalos que incluyen recibir el tratamiento médico adecuado”, sostuvo un portavoz de la CIA a la CNN.

Burns se reunió con el consejero de Seguridad Nacional, Ajit Doval, y con miembros de la Secretaría del Consejo de Seguridad Nacional en la India el 7 de septiembre. Ni la India ni Estados Unidos han revelado ningún detalle sobre el viaje de Burns.

Los expertos sospechan que el último episodio fue probablemente un mensaje directo para Burns sobre que “nadie está a salvo”, aunque trabaje para la principal agencia de espionaje estadounidense.

El Pentágono y la Agencia Central de Inteligencia han dicho anteriormente que no creen que el síndrome de La Habana sea una enfermedad natural. Un estudio encargado por el Departamento de Estado de EE.UU., de hecho, encontró que la causa más probable de la enfermedad era un “pulso de energía de radiofrecuencia dirigido a objetivos estadounidenses”.

El mes pasado, la visita de la vicepresidenta de EE.UU., Kamala Harris, a Vietnam se retrasó tres horas cuando varios funcionarios manifestaron síntomas del síndrome. Dos funcionarios tuvieron que ser evacuados inmediatamente.

Leer más: Científicos cubanos dicen que no hay pruebas del “síndrome de La Habana”

En los últimos cinco años, un número creciente de diplomáticos, tropas y oficiales de inteligencia estadounidenses se han visto afectados repentinamente por esta misteriosa enfermedad. Sus síntomas incluyen dolores de cabeza, pitidos en los oídos, pérdida de audición, memoria y equilibrio. Algunas víctimas también han sufrido daños cerebrales a largo plazo.

Las autoridades han dicho que al menos dos incidentes se produjeron cerca de la Casa Blanca.

El departamento de defensa estadounidense está trabajando en un “sensor portátil” para detectar el uso de armas invisibles de radiofrecuencia en las personas.

Sin embargo, es importante señalar que nada de esta teoría de la “energía dirigida” se ha demostrado realmente.

Desde 2016 -cuando se reportó el primer caso de síndrome de La Habana en Cuba- más de 130 miembros del personal estadounidense han enfermado. El Departamento de Estado dice que al menos 21 empleados de la embajada de Estados Unidos en Cuba reportaron dolores de cabeza, tinnitus y problemas de equilibrio y memoria.