Ola de calor afectará a gran parte de EE. UU. con temperaturas hasta 20 grados por encima de la media

En los próximos días, gran parte del país superará los 38 grados centígrados si se tiene en cuenta la humedad

Bevan Hurley
viernes 30 julio 2021 14:21
Cómo refrescar a tus animales ante el calor intenso
Read in English

Una ola de calor traerá esta semana temperaturas de tres dígitos a gran parte de Estados Unidos, poniendo a prueba las redes eléctricas y alimentando decenas de incendios forestales en todo el país.

Hay alertas por calor en al menos 16 estados del sur, el medio oeste y el oeste de Estados Unidos, lo que afectará a más de 35 millones de personas, y se espera que las temperaturas sean hasta 20 grados superiores a la media y desafíen los máximos históricos.

Si se tiene en cuenta la humedad, la temperatura en gran parte del país superará los 38ºC.

La ola de calor está causada por una cúpula de calor que probablemente se asiente sobre Estados Unidos en los próximos días, atrapando el calor en la atmósfera.

Y, según un nuevo estudio publicado en Nature, las temperaturas “que baten récords” van a ser de dos a siete veces más frecuentes que en los últimos 30 años.

En el noroeste del Pacífico, se mantuvo una advertencia de calor excesivo en el suroeste de Idaho hasta la medianoche del lunes, con la advertencia del Servicio Meteorológico Nacional de que las temperaturas “peligrosamente calientes” alcanzarían los 41.1C (106F).

Idaho tiene 23 incendios forestales activos, el mayor de todos los estados, que han quemado hasta ahora más de 192 mil acres.

Se espera que las altas temperaturas se mantengan por encima de los 100F (38C) hasta el martes por la noche.

Leer más: Incendio de Oregón Bootleg ha crecido tanto que está creando su propio clima

El noroeste del Pacífico ha sufrido cientos de víctimas mortales durante una prolongada ola de calor el mes pasado, ya que el calor extremo provocó el derretimiento de los cables eléctricos y el hundimiento de las carreteras en Seattle este verano.

En algunas zonas del centro, centro-sur y sureste de Montana se esperaba que las temperaturas alcanzaran hasta los 110F (43.3C) el lunes.

El Servicio Meteorológico Nacional dijo que el martes haría aún más calor, antes de que un frente frío en la noche del martes trajera algo de alivio.

En Dakota del Sur, San Luis, Missouri, y partes del estado de Washington, los índices de calor podrían alcanzar más de 110F.

La prolongación de la cresta alta está causando preocupación entre los bomberos que luchan contra los más de 80 grandes incendios forestales que actualmente arden en el oeste de Estados Unidos.

Para el miércoles, los estados del centro de EE.UU., Kansas y Nebraska, experimentarán las temperaturas más altas del país, hasta 20 grados por encima de la media, informó el Servicio Meteorológico Nacional.

“Las cálidas temperaturas en el aire, junto con la sequía en curso, deberían crear máximas de 90 a 110 grados”, dijo el NWS en Aberdeen, Dakota del Sur.

En Luisiana, ya está en vigor un aviso de calor para casi todo el estado, así como para partes de Oklahoma, Tennessee y Mississippi.

En Texas, el operador de la red eléctrica precisó que la demanda alcanzaría un récord durante la próxima semana, ya que los hogares y las empresas ponen en marcha sus aires acondicionados para combatir la ola de calor.

Houston alcanzó los 36 grados centígrados el lunes, y se espera que llegue a los 90 todos los días entre el 22 de julio y el 2 de agosto.

La red eléctrica del estado falló durante una mortal tormenta invernal en febrero, dejando a millones de personas sin electricidad.

Según el Servicio Nacional de Océanos de Estados Unidos, un domo de calor se produce cuando las crestas de alta presión se alojan en la atmósfera de la Tierra, atrapando montañas de aire caliente debajo de ellas.

Al explicar las causas de los domos de calor, los científicos del Servicio Nacional de Océanos descubrieron que la causa principal era un “fuerte cambio en las temperaturas oceánicas de oeste a este en el Océano Pacífico tropical durante el invierno anterior”.

El nuevo estudio, publicado el lunes en Nature, concluyó que si continúan las actuales emisiones de gases de efecto invernadero, las olas de calor podrían ser 21 veces más probables para 2050.

Incluso después de decenas de récords nacionales de temperatura en 2021, el coautor del informe, Erich Fischer, científico del clima de la ETH de Zúrich, afirmó: “No hemos visto nada parecido a las olas de calor más intensas posibles bajo el clima actual, y mucho menos a las que esperamos ver en las próximas décadas”.