“Nunca habíamos visto algo así”: bomberos luchan contra el voraz incendio de Bootleg en Oregón

El incendio de Oregón arrasa un área mayor que la ciudad de Nueva York, destruyendo 20 casas y amenazando 2 mil estructuras

Louise Boyle
viernes 16 julio 2021 12:45
Pérdidas económicas y evacuaciones por los incendios
Read in English

Más de mil 300 bomberos se enfrentan al incendio de Bootleg, en Oregón, que es actualmente el mayor de Estados Unidos, después de que se haya informado de que más de un millón de hectáreas en 12 estados han sido arrasadas por los incendios.

El incendio de Bootleg ha arrasado una zona más grande que la ciudad de Nueva York, destruyendo 20 casas y amenazando 2 mil estructuras al norte de California.

“La mayoría de ellos dicen: Nunca hemos visto algo así”, dijo a las noticias locales Gert Zoutendijk, un jefe de bomberos de Lake Oswego, al sur de Portland.

Las familias contaron al canal de televisión KPTV que escaparon del incendio con minutos de antelación. Tim McCarley describió el incendio como un “firenado”.

“60, 70, 80 pies, atrapar estos árboles aquí y luego sólo explosiones - boom, boom, boom como estos árboles estaban explotando”, indicó.

El Servicio Meteorológico Nacional tuiteó a última hora del miércoles que una imagen satelital “aterradora” mostraba que sobre el incendio se habían formado nubes gigantescas alimentadas por el humo y el aire caliente, una señal de que el incendio era tan intenso que estaba creando su propio clima, con vientos erráticos y la posibilidad de que se produjeran rayos generados por el fuego.

Los incendios forestales están siendo impulsados por la crisis climática que está exacerbando las sequías y las olas de calor en el Oeste americano.

En Washington, el incendio de Red Apple, en el condado de Chelan, a unos 160 kilómetros al este de Seattle, provocó la evacuación de unas mil viviendas.

Leer más: Un millón de campos de fútbol y el Gran Cañón: así de grandes son los incendios forestales de EE.UU. y Canadá

En el centro-norte de Washington, unas 200 personas de la ciudad de Nespelem, en tierras de la tribu Colville, fueron evacuadas el lunes debido a los incendios forestales provocados por docenas de rayos que arrasaron la vegetación reseca.

El gobernador del estado, Jay Inslee, anunció el miércoles una emergencia por sequía en todo el estado mientras al menos cinco grandes incendios arrasaban la entidad. La declaración significa que se prevé que el suministro de agua caiga por debajo del 75% de la media.

“Este es el verano del cambio climático”, señaló.

Un total de 16 mil 650 bomberos forestales y personal de apoyo están sobre el terreno en todos los estados.

El Centro Nacional Interagencial de Incendios, el centro nacional de apoyo a los incendios forestales, elevó el miércoles el nivel de preparación nacional de Estados Unidos a 5 debido a la “importante actividad de los incendios en múltiples zonas geográficas”.

El centro precisó que era la primera vez que se pasaba al nivel 5 en una década.

En California, un incendio forestal estalló cerca de la ciudad de Paradise, que todavía está en proceso de reconstrucción después de que el incendio más mortífero de la historia reciente de Estados Unidos golpeara la ciudad en 2018.

Para el jueves, el incendio forestal se estaba alejando de las casas ahí, pero hacia tierras forestales nacionales en el vecino condado de Plumas.

La contención era nula y las autoridades dijeron que los habitantes de las diminutas y remotas comunidades de Pulga y el este de Concow debían prepararse para abandonarlas de un momento a otro.

Este artículo se está actualizando. AP contribuyó a este informe