Niños no acompañados llegan a la frontera de Estados Unidos y México en cantidades récord

Se cree que los refugios están a 13 días de alcanzar su capacidad máxima en medio del aumento de niños

Gino Spocchia
martes 09 marzo 2021 22:12

Centroamericanos piden a Joe Biden alternativas para su proceso migratorio desde México

Read in English

El número de niños migrantes no acompañados que llegan a la frontera entre Estados Unidos y México casi se ha triplicado solo en las últimas dos semanas, revelan documentos judiciales.

Más de 3.250 menores se encuentran actualmente detenidos en la frontera, y la administración de Joe Biden, según se informa, no puede encontrar refugios para los miles que intentan cruzar a Estados Unidos.

Esas cifras eran tres veces más bajas hace solo dos semanas, en lo que parece ser la primera señal de una crisis migratoria para el presidente de Estados Unidos.

De los niños que se encuentran actualmente en la frontera, más de 1.360 han sido detenidos por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) durante más de los tres días permitidos por la ley, informó The New York Times el martes.

Estos hechos de producen luego de que las instalaciones fronterizas, originalmente diseñadas para adultos, han luchado por encontrar espacio en refugios para los miles de menores que intentan cruzar a Estados Unidos desde México.

Se supone que los niños no acompañados deben ser reubicados dentro de los tres días posteriores a su llegada a las instalaciones fronterizas en refugios administrados por el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), donde se los retiene hasta que se encuentra un padrino.

Según documentos vistos por The Times, los refugios del HHS estaban cerca de su capacidad máxima, con espacio para solo 838 menores no acompañados hasta el domingo.

Leer más: Biden insiste en que el polémico refugio para migrantes para niños no permanecerá abierto por mucho tiempo

Más de 8.100 menores no acompañados ya están bajo el cuidado del HHS, y esos centros se describieron como a 13 días de su capacidad máxima.

El repentino aumento de menores no acompañados que cruzan a través de México se produce en los meses posteriores a la victoria electoral de Biden contra Donald Trump, cuya dura postura migratoria vio una reducción en los cruces fronterizos.

El presidente de Estados Unidos se ha comprometido a mostrar más compasión a los migrantes, así como a reunir a las familias, aunque los activistas han criticado las recientes demoras en la frontera.

Al mismo tiempo, Biden prometió acoger a casi 125.000 refugiados al año; mientras que Trump, en comparación, limitó la cifra a 15.000.