Joe Biden propone invertir dos billones de dólares en infraestructuras.

Hunter Biden revela cómo Jill Biden dirigió la intervención para ponerlo sobrio mientras batallaba su adicción

Los detalles llegan cuando Hunter, de 51 años, lanza un nuevo libro de memorias de nombre Beautiful Things

Danielle Zoellner@dani__zoellner
lunes 05 abril 2021 21:04
Read in English

Hunter Biden ha detallado una intervención familiar dirigida por su madrastra, la Dra. Jill Biden, mientras luchaba contra su adicción al alcohol y las drogas.

El hijo del presidente, Joe Biden, escribió un libro de memorias titulado Beautiful Things, que menciona un momento en el que su familia intentó intervenir y limpiarlo antes de que su padre anunciara que se postularía a la presidencia.

"Un día de la nada", escribió Hunter, de 51 años, "llamó mi madre".

Jill animó a Hunter a ir a Wilmington, Delaware, para una "cena familiar en la casa, a la que debería ir, incluso quedarme en Delaware por unos días", según relata en las memorias.

"Entré a la casa, alegre y hogareño como siempre, e inmediatamente vi a mis tres hijas. Entonces supe que algo estaba pasando", dijo. "Naomi había llegado desde Nueva York, donde estaba en la facultad de derecho en Columbia; Finnegan llegó desde Filadelfia, donde estaba en Penn; y Maisy, entonces estudiante de último año de secundaria, había venido de la casa de Kathleen en Washington".

Luego, Hunter vio a dos consejeros de rehabilitación que estaban involucrados en limpiarlo previamente, lo que indicó que se trataba de una intervención.

Durante ésta, Biden, que estaba a punto de anunciar su candidatura a la presidencia, se conmocionó. "No sé qué más hacer. Estoy tan asustado. Dime qué hacer", le dijo Biden a su hijo en ese momento.

Hunter respondió: "No joder con esto".

Cuando se le preguntó sobre el momento con CBS This Morning, Hunter admitió que su adicción a las drogas en ese momento era más poderosa que el "amor de su familia".

"Pensé: 'Necesito encontrar una manera de decirle que voy a hacer algo para poder recibir otro golpe", dijo Hunter. "Es lo único que podía pensar. Literalmente. Así de poderosa. No conozco una fuerza más poderosa que el amor de mi familia. Excepto la adicción".

Lee más: Hunter Biden dice que el acoso de MAGA se debió al temor de Trump de perder la reelección

En el momento de la intervención, Hunter abandonó la casa familiar y le dijo a su padre que nunca "me emboscaría así de nuevo".

Hunter afirma que estuvo sobrio de 2008 a 2015 después de haber luchado anteriormente contra el abuso de sustancias. Pero luego, la muerte de su hermano, Beau Biden, en 2015 por cáncer cerebral lo devolvió a beber y abusar de las drogas.

"Beber un litro de vodka al día solo es absolutamente debilitante... fumar crack durante todo el día, beber cantidades increíblemente letales de alcohol", dijo a CBS This Morning.

Creía que sus adicciones se debían a que su madre y su hermana murieron en un accidente automovilístico en 1972 cuando él tenía solo dos años.

"Estoy más convencido ahora de que el trauma está en el centro", dijo. "No sé por qué me costó tanto admitir eso. Hay muchas investigaciones que apuntan a la idea de que los adictos que sufren de adicción padecieron un trauma".

"Beau y yo nunca lamentamos la pérdida de nuestra madre y nuestra hermana. Hablamos de mi madre todo el tiempo, pero el accidente no. La oscuridad que sé que sufrió mi padre no es algo de lo que hablamos hasta mucho después. Es por eso que no quiero admitir... probablemente deberíamos haberlo hecho. Creo que estaban tratando de protegernos", agregó.

Mientras su padre se postulaba para la presidencia, Hunter se convirtió en el blanco de muchas de las bromas y ataques de la campaña de Trump. Pero confesó que la atención no le impidió seguir abusando de las drogas y el alcohol.

"No cambió mi comportamiento, todavía necesitaba drogarme, esconderme y llenar ese agujero", dijo Hunter.

Las memorias de Hunter detallan en gran medida sus batallas personales con sus demonios a lo largo de los años. El título Beautiful Things es en homenaje a su difunto hermano, Beau, porque era algo que se decían a menudo para recordar los buenos tiempos.

"Fue lo último que me dijo: 'Cosas hermosas'", dijo Hunter.