“El país está mirando”: jueza condena a un alborotador del Capitolio a 45 días de prisión para dar ejemplo

La pena para Matthew Mazzocco fue más allá de la sugerencia del fiscal de un arresto domiciliario

Arpan Rai
martes 05 octubre 2021 20:54

Policías testificaron en audiencia de investigación sobre el asalto al Capitolio

Read in English

Una jueza de un tribunal de distrito de Estados Unidos sentenció a un hombre de Texas, que participó en los disturbios del 6 de enero en el Capitolio, a 45 días de prisión y afirmó que no podía permitir que el manifestante se saliera con la suya con solo una "palmada en la muñeca".

La pena para Matthew Mazzocco fue más allá de la sugerencia del fiscal de un arresto domiciliario de tres meses. Este es el primer caso relacionado con los disturbios en el Capitolio en el que un juez ordenó una sentencia de cárcel a pesar de que los fiscales no la solicitaron.

“Porque el país está mirando para ver cuáles son las consecuencias de algo que nunca antes había sucedido en este país, de acciones y delitos que atentan contra el estado de derecho y nuestra democracia”, dijo la jueza Tanya Chutkan al ordenar la pena de prisión, informóThe Washington Post.

La jueza también criticó las comparaciones entre los disturbios del Capitolio y las protestas contra el racismo protagonizadas por el movimiento Black Lives Matter (BLM).

Comparar las "acciones de las personas que protestan, en su mayoría pacíficamente, por los derechos civiles" con las de la turba del disturbio del Capitolio que estaba "tratando de derrocar al gobierno" es una falsa equivalencia, dijo la jueza. Ignoró el "peligro muy real que los disturbios del 6 de enero representan para los cimientos de nuestra democracia", agregó Chutkan.

Sus comentarios se produjeron días después de que otro juez en Washington preguntara por qué los fiscales federales no habían presentado más casos contra quienes habían participado en protestas condenando el asesinato de George Floyd a manos de un oficial de policía el año pasado. El Departamento de Justicia de Estados Unidos “tendría más credibilidad si fuera imparcial en su preocupación por los disturbios y las turbas en esta ciudad”, había dicho el juez Trevor McFadden la semana pasada.

El lunes, la jueza Chutkan reconoció que algunas protestas relacionadas con la muerte de Floyd se habían vuelto violentas, pero "rotundamente" no estaba de acuerdo con la sugerencia de que los manifestantes de los disturbios del Capitolio estaban siendo tratados injustamente. De hecho, aseguró que creía que la turba de simpatizantes de Donald Trump, que atacó el prestigioso edificio administrativo en Washington, estaba siendo tratada con indulgencia.

A la mayoría de manifestantes como Mazzocco se les permitió regresar a sus hogares y se les acusó de delitos menores a pesar de participar en una "decisión premeditada de venir... para tratar de detener la transferencia pacífica del poder", agregó Chutkan.

Leer más: Nadador Keller se declara culpable en irrupción al Capitolio

Alrededor de 90 manifestantes de los disturbios en el Capitolio se han declarado culpables. Mazzocco es el décimo condenado por un delito menor y el cuarto sentenciado a prisión. El FBI arrestó a más de 600 personas en relación con los disturbios.

El 6 de enero, Mazzocco pasó 12 minutos dentro del edificio del Capitolio y compartió una selfie titulada “la capital es nuestra” en Facebook.

Describiendo su acto de ingresar al edificio como “una de las decisiones más tontas e impulsivas” de su vida, Mazzocco aseguró que lamentaba mucho su acción y dijo que le había pasado factura y le había costado innumerables amenazas de muerte.

En una carta a la jueza, Mazzocco declaró: “Desde ese día, he vivido con el sentimiento de vergüenza, dolor y remordimiento, no porque esté pasando por problemas legales, sino porque estoy viendo el país que tanto amo profundamente dividido como nunca antes".

Aunque no robó, destruyó nada ni lastimó a nadie el 6 de enero, su participación amerita pasar tiempo tras las rejas, dijo la jueza. Agregó que los alborotadores que cometieron violencia ese día lo hicieron porque tenían la seguridad de la numerosa turba gracias a personas como Mazzocco.

La jueza también acusó al texano de participar en la protesta para apoyar a Trump “a quien veía que le habían quitado las elecciones”, y agregó que no fue por amor o apoyo al país.

El 6 de enero, una turba de simpatizantes de Trump asedió el Capitolio para detener la certificación de la victoria electoral del presidente Joe Biden. El ataque siguió a un discurso incendiario de Trump, como parte de su campaña de "detener el robo", en la que repitió su falsa afirmación de que las elecciones de 2020 habían sido manipuladas.

Los puntos de vista del juez McFadden son compartidos por varios manifestantes del Capitolio y sus aliados republicanos. Creen que el principal organismo legal federal de Estados Unidos está tratando a los alborotadores con dureza por sus opiniones políticas, pero deja en paz a los involucrados en las protestas de BLM.