Aniversario del 9-11 y fiestas religiosas podrían ser “catalizadores” de ataques terroristas, advierte DHS

Amenazas “exacerbadas” por restricciones pandémicas y violencia basada en reclamos, reza el aviso de Seguridad Nacional

Alex Woodward
viernes 13 agosto 2021 22:46
Biden, esperanza para los 'dreamers'
Read in English

Un aviso actualizado del Departamento de Seguridad Nacional de EE. UU. advierte que las próximas fiestas religiosas y el vigésimo aniversario de los ataques terroristas del 11 de septiembre "podrían servir como catalizador para actos de violencia selectiva" entre los extremistas violentos domésticos y otros grupos, cuyas mayores amenazas han sido “exacerbadas” por la pandemia del coronavirus y la violencia basada en agravios.

El mensaje del Boletín del Sistema Nacional de Asesoramiento sobre Terrorismo es el último de una serie de advertencias de las fuerzas del orden federales que advierten sobre posibles amenazas de la teoría de la conspiración y la violencia relacionada con la guerra política y cultural que ha proliferado en línea.

Durante el resto de 2021, "los extremistas violentos por motivos raciales o étnicos … y los extremistas violentos contra el gobierno o contra la autoridad seguirán siendo una amenaza nacional prioritaria para los Estados Unidos", según el boletín.

Los extremistas pueden intentar explotar las restricciones y reaperturas de salud pública "como una razón para llevar a cabo ataques", ya que "los factores estresantes relacionados con la pandemia han contribuido a aumentar las tensiones sociales, impulsando varias conspiraciones de extremistas violentos domésticos, y pueden contribuir a más violencia este año".

DHS también advierte que al-Qaeda en la Península Arábiga publicó recientemente una copia en inglés de su revista Inspire por primera vez en varios años, “lo que demuestra que las organizaciones terroristas extranjeras continúan sus esfuerzos para inspirar a individuos con base en Estados Unidos susceptibles a influencias extremistas violentas".

Las amenazas extranjeras y nacionales continúan “introduciendo, amplificando y difundiendo narrativas en línea” que promueven la violencia, incluida la violencia contra funcionarios electos, comunidades religiosas y supuestos opositores ideológicos y políticos, según el DHS.

Los funcionarios también dijeron que las amenazas no específicas observadas continúan surgiendo de las teorías de conspiración que rodean la narrativa infundada de "elección robada" promovida por Donald Trump y sus aliados, así como otra teoría de conspiración fraudulenta que reza que el expresidente sería reintegrado en la Casa Blanca el 13 de agosto.

“Las fuerzas del orden [han] expresado su preocupación de que el intercambio más amplio de narrativas falsas y teorías de conspiración ganarán fuerza en los entornos convencionales, lo que dará como resultado que individuos o pequeños grupos adopten tácticas violentas para lograr sus objetivos deseados”, según el boletín.

El boletín actualiza un aviso previo emitido en mayo. Ese boletín actualizó un aviso emitido a raíz de la insurrección en el Capitolio de los Estados Unidos el 6 de enero y la toma de posesión del presidente Joe Biden el 20 de enero. El último boletín vence en noviembre.

Los funcionarios federales encargados de hacer cumplir la ley han advertido de forma rutinaria sobre el aumento de la violencia supremacista blanca, así como las amenazas violentas observadas en las comunidades en línea que promueven QAnon, el sistema de creencias descentralizado que ha planteado las teorías de desinformación y conspiración vinculadas a la violencia desde rincones oscuros de internet en los principales canales de todo el mundo.

Leer más: California: Padre mata a sus dos hijos tras creer teoría de QAnon

Un portavoz del DHS dijo a The Independent en junio que la agencia “está mejorando su capacidad para prevenir actos de terrorismo doméstico inspirados en desinformación, teorías de conspiración y narrativas falsas difundidas a través de las redes sociales y otras plataformas en línea”.

El vasto movimiento impulsado en línea, cada vez más frustrado con los llamados a "confiar en el plan" a medida que sus predicciones no se materializan, puede comenzar a involucrarse en "violencia en el mundo real" contra legisladores y enemigos políticos percibidos, según un informe no clasificado del FBI emitido en junio.

Los defensores de QAnon pueden comenzar a creer que tienen la "obligación" de acelerar más allá de los "soldados digitales" para llevar a cabo su violencia profetizada en lugar de seguir esperando instrucciones, según un documento preparado por el FBI y el DHS y visto por The Independent.

En una entrevista con CNN, el jefe de Inteligencia de Seguridad Nacional, John Cohen, dijo que la retórica extremista en línea se hace eco de los llamados a la violencia antes de los disturbios en el Capitolio, ya que la mentira persistente de que Biden no fue elegido legítimamente se combina con un aumento de las amenazas.

"La preocupación desde la perspectiva de la aplicación de la ley es que, en cierto momento, todas las teorías de conspiración que apuntan a un cambio que ocurre a través del proceso se van a desgastar", dijo a la cadena. "Y la pregunta va a ser, ¿la gente va a intentar recurrir a la violencia, en o para promover esa narrativa falsa?".