Ciudadanos creen que Trump es responsable de la propagación del coronavirus: Encuesta de Independent

El 64% de los encuestados asegura que el presidente es responsable de que otros hayan sido contagiados de COVID-19

John T. Bennett@BennettJohnT
sábado 24 octubre 2020 20:13
Científico asegura que los próximos meses podrían ser los más oscuros de la historia de Estados Unidos
Read in English

La clara mayoría de los votantes estadounidenses creen que Donald Trump ha expuesto "personalmente" a otros al coronavirus y no fue directo con el país sobre el virus en febrero.

El sesenta y cuatro por ciento de los encuestados dice que el presidente es directamente responsable de que otros contraigan la enfermedad respiratoria, según una encuesta de JL Partners-Independent .

La misma encuesta encontró que Trump tiene un problema de credibilidad con muchos estadounidenses sobre su manejo del virus. El 32% de los encuestados estuvo de acuerdo cuando se les preguntó si creían que el presidente fue honesto a principios de este año; 44% no estuvo de acuerdo.

El presidente ha descartado el virus públicamente desde febrero y continúa haciéndolo en eventos oficiales y mítines de campaña, incluso cuando los casos y las hospitalizaciones están aumentando nuevamente y más de 220,000 estadounidenses han muerto.

“Estamos dando la vuelta”, dijo Trump sobre la pandemia en un mitin de campaña en Tucson, Arizona, el lunes.

"Tenemos las vacunas en camino... pero incluso sin (vacuna), estamos dando la vuelta", dijo entre grandes vítores. “La gente está fuera de la pandemia. Tú lo sabes: están fuera de la pandemia".

Sin embargo, múltiples encuestas nacionales y en estados cruciales sugieren que los estadounidenses están preocupados por la nueva propagación del virus en muchos estados, incluso cuando regresan a estadios, bares, restaurantes y otros entornos públicos.

Los votantes parecen preocupados por la sentencia del presidente después de que organizó un evento en interiores y exteriores el 26 de septiembre en honor a la nominada a la Corte Suprema Amy Coney Barrett. Se cree que ese evento fue el que llevó a Trump, la primera dama Melania Trump y otros funcionarios republicanos y de la Casa Blanca a contraer el virus, a veces mortal.

Provocó que Trump fuera llevado al hospital militar Walter Reed por creca de cuatro días, y le dieran un cóctel experimental, y costoso, de anticuerpos y esteroides poderosos.

También parecen creer que fue la voz de Trump en las grabaciones realizadas a lo largo del año, ya en febrero, por el periodista Bob Woodward, que capturó al presidente admitiendo que el coronavirus era altamente contagioso y mortal, en un momento en que le estaba diciendo al pueblo estadounidense que era mucho menos severo.

"Esto es algo mortal", dijo Trump al periodista del Washington Post el 7 de febrero.

“Simplemente se respira el aire y así se pasa”, agregó el presidente durante la llamada telefónica. “Y eso es muy complicado. Eso es muy delicado. También es más mortal que incluso su gripe intensa".

Aunque desde entonces Trump ha afirmado falsamente que "jugó" públicamente con la amenaza del virus, confirmó en una sesión informativa en la Casa Blanca lo que le dijo a Woodward.

"Si se  dijo para reducir el pánico, tal vez sea así", dijo el presidente el 9 de septiembre cuando se le preguntó sobre los comentarios que le hizo a Woodward para su último libro. “It’s just another political hit job.”

Trump dijo a los periodistas ese día que le dijo a Woodward una cosa y al pueblo estadounidense otra, porque ser honesto en público significaría que "vas a tener problemas más grandes".

“No quiero que la gente se asuste”, dijo. "Queremos mostrar confianza, queremos mostrar fuerza".