Dakota del Norte registró la tasa de mortalidad por COVID-19 más alta del mundo la semana pasada, según un análisis

El gobernador del pequeño estado se resistió hasta hace poco a implementar una medida obligatoria sobre el uso de cubrebocas

Josh Marcus
jueves 19 noviembre 2020 00:43
North Dakota gov. announces new restrictions as coronavirus surges
Read in English

Dakota del Norte registró la semana pasada la tasa de mortalidad por coronavirus más alta del mundo, según un nuevo análisis de la Federación de Científicos Estadounidenses.

Dakota del Sur no se quedó atrás, ocupó el tercer lugar a nivel mundial. Los estados tienen tasas de mortalidad por coronavirus comparables a lo que se podría esperar en una zona de guerra, dicen los expertos.

El aumento de muertes en el oeste de los Estados Unidos también refleja uno a nivel nacional. Los expertos predicen un invierno sombrío por el coronavirus, gracias al clima frío, la temporada de gripe, los protocolos de salud pública relajados en todo el país, además de la fatiga pública y, en ciertos bolsillos, la desconfianza hacia el uso de cubrebocas y el distanciamiento social.

Los Estados Unidos ya tenían el número de muertes por COVID-19 más alto del mundo, ahora un cuarto de millón de personas, y recientemente registró un promedio diario récord de nuevos casos de alrededor de 158,000, y las muertes también aumentaron a más de 1,000 personas por día a nivel nacional.

Los factores políticos y culturales han alimentado el brote en las Dakotas. Ambos son estados pequeños y rurales donde las comunidades están unidas pero los recursos de salud son escasos y dependen de la capacidad de enviar pacientes críticos a hospitales más grandes.

Ambos estados también tuvieron la tasa más baja de uso de cubrebocas en la nación en octubre, según datos de la encuesta.

Hasta hace poco, los gobernadores republicanos de ambos estados se resistían a exigir el uso de máscaras como lo hicieron otras partes del país, en lugar de dejar que los ciudadanos decidieran, aunque la semana pasada Doug Burgum de Dakota del Norte impuso una, junto con otras medidas de emergencia.

Mientras tanto, la gobernadora de Dakota del Sur, Kristi Noem, ha sostenido que las medidas de salud pública ampliamente elogiadas como el distanciamiento y los mandatos de enmascarar no funcionan, y ha dicho que no haría cumplir una de la administración Biden.

"Los hechos son simples: los mandatos de máscaras, los estrictos bloqueos, las pruebas masivas y el rastreo de contactos no han funcionado, ni en Estados Unidos ni en el extranjero", dijo el lunes el portavoz de Noem a la AP, en contra del consenso científico.

Otros notan un gran aumento en los casos después de grandes eventos públicos como ferias estatales y el Rally de Motocicletas Sturgis de agosto en Dakota del Sur, que atrajo a cientos de miles de personas.