Nueva vacuna china contra COVID es 79% efectiva contra Delta, dice compañía

SCB-2019 muestra una eficacia del 67 por ciento contra las infecciones causadas por cualquier cepa, según el estudio

Namita Singh
jueves 23 septiembre 2021 22:26

La vacuna en cuestión tiene una efectividad del 67 por ciento en general contra las infecciones por coronavirus de cualquier gravedad y causadas por cualquier cepa.

Los estudios llevados a cabo para una nueva vacuna contra el virus covid-9 fabricada por Clover Biopharmaceuticals, originaria de China, revelaron que tiene una eficacia del 79 por ciento contra la variante Delta que se ha distinguido por ser altamente infecciosa.

También se descubrió que la vacuna candidata a base de proteínas, conocida como SCB-2019, tiene una efectividad del 67 por ciento en general contra las infecciones por coronavirus de cualquier gravedad y causadas por cualquier cepa, incluyendo la Delta, dijo un comunicado de la compañía el miércoles, citando un estudio que llevó a cabo recientemente.

SCB-2019 también fue 92 por ciento efectivo contra la variante Gamma y 59 por ciento efectivo contra la también variante Mu, según el estudio.

En conjunto, estas tres cepas comprendieron "el 73 por ciento de todas las cepas identificadas en el estudio", dijo el comunicado.

"Nos complace que SCB-2019 haya demostrado con éxito su eficacia contra la cepa Delta dominante a nivel mundial y otras variantes preocupantes", dijo el director ejecutivo de Clover, Joshua Liang, en el comunicado.

“Es la primera vacuna candidata que demuestra una eficacia significativa contra estas tres variantes. Las diferencias en la eficacia de la vacuna entre las cepas variantes son impulsadas por los perfiles de mutación únicos de cada variante, que pueden hacer que algunas cepas sean más transmisibles y / o virulentas que otras y pueden permitir un escape inmunológico”, dijo la compañía en el mismo documento.

Clover, que tiene un acuerdo para suministrar alrededor de 414 millones de dosis de sus vacunas contra el coronavirus a través del esquema global de intercambio de vacunas de Covax, enviará los datos del ensayo para su aprobación condicional a la Organización Mundial de la Salud y los reguladores en China y Europa en el último trimestre de este año.

La empresa recibió una financiación de 328 millones de dólares de la Coalición para las Innovaciones en la Preparación ante Epidemias (CEPI) para el desarrollo de la vacuna. CEPI había respaldado anteriormente las vacunas AstraZeneca y Moderna, ambas con gran reconocimiento contra el covid y sus variantes.

Leer más: Investigaciones de terrorismo doméstico se han “multiplicado” en EE.UU el último año, según el jefe del FBI

La compañía farmacéutica inscribió a más de 30 mil adultos de 31 sitios distintos en Filipinas, Brasil, Colombia, Sudáfrica y Bélgica, para su ensayo clínico, en el que los candidatos recibieron dosis aleatorias de SCB-2019 o un placebo en un régimen de dos dosis, administradas durante 21 días entre una y otra.

El ensayo se llevó a cabo entre el 28 de abril y el 10 de agosto de este año, donde los científicos probaron la eficacia, seguridad e inmunogenicidad de la vacuna, según la organización.

Un Comité de Adjudicación de Criterios de Evaluación independiente adjudicó un total de 207 casos sintomáticos de covid-19 que se notificaron al menos dos semanas después de la segunda dosis en el ensayo grande. Los que participaron en el ensayo no habían contraído la infección por coronavirus antes de recibir las dosis del estudio.

Del total de casos, 52 fueron de un grupo vacunado, mientras que los 155 restantes formaron el grupo placebo.

El ensayo encontró que no hubo casos de hospitalización debido a covid y ningún caso de enfermedad grave en el grupo de la vacuna, lo que resultó en una eficacia del 100 por ciento contra la hospitalización y las infecciones graves por coronavirus.

La vacuna tiene una eficacia del 83,7 por ciento contra las infecciones por coronavirus de moderadas a graves contra cualquier cepa. Sin embargo, se informó que ocurrieron tres muertes en el grupo de placebo, según detalló el estudio.

Clover dijo que la inscripción de participantes ancianos en el ensayo fue limitada porque la campaña de inoculación para vacunar a la población anciana ya había comenzado en los países donde Clover estaba reclutando participantes, por lo tanto dicho nicho de población ya había sido vacunado casi por completo con otras vacunas.

Agregó que los cinco casos de covid en participantes de 65 años o más ocurrieron en el grupo de placebo o sin vacuna.

Del total de participantes, alrededor del 18 por ciento tenía comorbilidades, pero el ensayo no vio diferencias en la eficacia de la vacuna en participantes con o sin comorbilidades.