Por qué es difícil hacer vacunas

Científicos de Stanford deconstruyen vacunas COVID de Pfizer y Moderna y publican las “recetas”

Los científicos de Stanford publicaron una secuencia de ARNm previamente desconocida de la vacuna Moderna

Maroosha Muzaffar
jueves 01 abril 2021 23:10
Read in English

Científicos de Stanford han publicado la secuencia de ARNm de la vacuna COVID-19 de Moderna tras aplicar ingeniería inversa en las gotas que quedan en viales usados.

Al elogiar el trabajo de sus compañeros que trabajan en Moderna y Pfizer, los científicos dijeron que habían hecho al mundo "un gran servicio", sin embargo, hacer que la secuencia de ARNm de las vacunas esté disponible "continuará beneficiando a la humanidad", le dijeron a Motherboard.

Los investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford y los departamentos de patología, genética, pediatría y medicina habían pedido permiso a la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos para conservar los viales vacíos que de otro modo se habrían tirado a la basura. La secuencia se publicó en un sitio de tecnología Github el 23 de marzo.

“Si bien cualquier persona interesada podría extraer datos y filtrar estas secuencias más tarde, existe una economía de escala sustancial y un valor educativo en tener las secuencias disponibles lo antes posible y en no tener que adivinar de dónde provienen”, dijeron.

Los expertos también han dicho que este conocimiento ayudará a los investigadores de todo el mundo a "identificar mejor al analizar muestras si están mirando secuencias del virus COVID-19 o vacunas para tratar el virus porque pueden dar falsos positivos".

Los científicos, Dae Eun Jeong, Matthew McCoy, Karen Artiles, Orkan Ilbay, Andrew Fire, Kari Nadeau, Helen Park, Brooke Betts, Scott Boyd, Ramona Hoh y Massa Shoura, dijeron que compartir la información de la secuencia ayudará a otros investigadores a "identificar rápidamente tales secuencias como de origen terapéutico en lugar de huésped o de origen infeccioso".

Esta no es la primera vez que se hace pública la secuencia de una vacuna COVID-19. El 25 de diciembre del año pasado, Bert Hubert, fundador de PowerDNS, había utilizado la información disponible públicamente sobre la vacuna BioNTech / Pfizer para averiguar su secuencia de ARNm.

Leer más: Vacunas contra el covid-19: ¿Son seguras? Todo lo que se necesita saber

En la publicación de GitHub, los científicos dijeron: "Las vacunas de ARN se han convertido en una herramienta clave para avanzar a través de los desafíos planteados tanto en la pandemia actual como en muchos otros desafíos médicos y de salud pública".

“Con el lanzamiento de vacunas para COVID-19, estos ARNm sintéticos se han convertido en especies de ARN ampliamente distribuidas en numerosas poblaciones humanas. A pesar de su ubicuidad, las secuencias no siempre están disponibles para tales ARN".

“A medida que la vacuna se ha ido implementando, estas secuencias han comenzado a aparecer en muchos estudios de investigación y de diagnóstico diferentes. Conocer estas secuencias y tener la capacidad de diferenciarlas de otros ARN en el análisis de futuros conjuntos de datos biomédicos es de gran utilidad”, dijeron los científicos de Stanford en una entrevista por correo electrónico con Motherboard que informaron por primera vez sobre esto.

Stuart Turville, profesor asociado de inmunología y patología en la Universidad de Nueva Gales del Sur, le dijo a The Guardian que sería bueno conocer la secuencia, "por lo que, si aparecían falsos positivos, podría solucionar el problema si el ARN de la vacuna era la fuente de la contaminación".

Los científicos dijeron en la publicación que “los datos de Pfizer / BioNTech verificaron la secuencia informada para esa vacuna, mientras que la secuencia de Moderna no se pudo comparar con una referencia publicada”.