“Suenas como un idiota”: presentador de CNN ridiculiza a restaurantero antivacunas

El dueño del restaurante dice que su letrero es “prueba de coeficiente intelectual”, no una declaración contra la vacuna

Graig Graziosi
jueves 29 julio 2021 21:11
El presentador de CNN, Chris Cuomo, escucha mientras un invitado intenta explicar por qué solo aceptan personas no vacunadas en su restaurante.
El presentador de CNN, Chris Cuomo, escucha mientras un invitado intenta explicar por qué solo aceptan personas no vacunadas en su restaurante.
Read in English

Chris Cuomo de CNN, le dijo al dueño de un restaurante que niega la entrada a las personas que se han vacunado contra el coronavirus, lo que realmente pensaba de él durante una entrevista reciente.

El irritante intercambio ocurrió el miércoles, cuando Cuomo interrogó a Tony Roman, el propietario de Pasta e Vino de Basilico en Huntington Beach, California sobre por qué exige que las personas proporcionen pruebas de que no están vacunadas.

Roman se negó a responder preguntas sobre él y su familia sin que Cuomo ofreciera la misma información. Cuomo le preguntó a Roman si él y su familia estaban vacunados. El presentador reveló sin dudarlo que él y su familia habían sido vacunados, lo que llevó a Roman a revelar lo contrario para él y su familia.

El dueño del restaurante también dijo que el letrero era una forma de decirle a la gente "estúpida" en su mente, a los que recibieron vacunas, que se mantuvieran fuera de su restaurante.

"Es una prueba de coeficiente intelectual", dijo Roman. “Como le digo a la gente cuando me preguntan, si están tan cegados por su rabia y su odio, les digo, saben qué, si no lo entienden, tal vez deberíamos poner un cartel que diga eres demasiado estúpido para entrar al restaurante".

Roman mantuvo ese rumbo durante toda la entrevista, diciéndole a Cuomo, quien claramente estaba luchando por entender la lógica divagada y desconectada del hombre que estaba “fallando en la prueba de coeficiente intelectual”.

El dueño del restaurante dijo que su política de salud, no pretendía ser una declaración antivacuna, sino una medida de inteligencia.

Leer más: Policía del Capitolio podrá arrestar a quienes no usen cubrebocas

Cuando Cuomo preguntó por qué no estaba dispuesto a vacunarse para protegerse a sí mismo y a los que lo rodeaban, Roman comenzó un argumento "detrimente", sugiriendo que el siguiente paso será que el gobierno encierre a todos en sus hogares "con trajes lunares". . preguntó "cuándo terminará" a lo que Cuomo respondió "termina con la vacuna para que este virus no se siga replicando".

A lo largo de la entrevista, Roman lanzó golpes finos y velados a Cuomo, sugiriendo que era estúpido. Justo antes de que Cuomo se despidiera, le deseó lo mejor a Roman y su negocio, a lo que Roman respondió: "Yo expuse mi caso, no tenía mucho que decir".

"Quiero decir, honestamente, suenas como un idiota, así que no hay mucho que decir", respondió Cuomo, pero “Tony buena suerte con eso nos vemos."

Si bien los momentos finales de la entrevista pueden haber sido divertidos, la realidad de la situación del coronavirus en los EE.UU. no lo es; los casos causados por la variante Delta del virus están provocando picos de infecciones en todo el país.

Si bien el último brote es prácticamente una pandemia de personas no vacunadas, los CDC han recomendado que las personas completamente vacunadas en áreas con altas tasas de transmisión reanuden el uso de cubrebocas en el interior hasta que se vacunen más personas.

Si bien las últimas investigaciones sugieren que es raro que una persona vacunada transmita el virus, es posible. La directora de los Centros para las Enfermedades de EE. UU., Rochelle Walensky, confirmó que la gran mayoría de la transmisión se da entre personas no vacunadas.

Aquellos que han recibido la vacuna tienen una probabilidad significativamente menor de infectarse incluso con la variante Delta altamente contagiosa y también es mucho menos probable que experimenten síntomas graves o sean hospitalizados si se infectan. El fabricante de vacunas Pfizer, ha estado sugiriendo una inyección de refuerzo de la vacuna desde el comienzo del verano, publicó datos que sugieren que una tercera inyección fortalecería aún más las defensas de las personas contra la variante Delta.