Ciudadanos de EE.UU. necesitarán vacuna o prueba negativa para ingresar a su país

Los residentes permanentes y los ciudadanos estadounidenses no vacunados deberán presentar una prueba negativa realizada mínimo un día antes del viaje para ingresar al país

Andrew Feinberg
lunes 25 octubre 2021 20:33
La pandemia de COVID-19 no da tregua
Read in English

Los ciudadanos estadounidenses que regresen del extranjero deberán presentar pruebas de haber recibido la vacuna contra el covid-19 si quieren evitar requisitos de verificación más estrictos, dijeron funcionarios de la Casa Blanca.

El lunes, el presidente Joe Biden firmará una proclamación presidencial que implementa nuevos requisitos de vacunación y pruebas para ingresar a los Estados Unidos. Los nuevos requisitos, vigentes a partir del 8 de noviembre, establecen que quienes ingresen a los EE.UU., y no sean ciudadanos ni inmigrantes, se vacunen contra el covid-19, a menos que sean menores de 18 años o que viajen desde un país que los CDC (Centros para el Control de Enfermedades) hayan determinado con poca disponibilidad de vacunas.

Si bien los nuevos protocolos de viaje permitirán que los residentes y los ciudadanos estadounidenses no vacunados ingresen al país, tendrán que cumplir con un reglamento de pruebas más estricto.

Según el nuevo reglamento, “los pasajeros aéreos completamente vacunados que ingresen a los Estados Unidos desde el extranjero, independientemente de si son o no ciudadanos, seguirán requiriendo presentar antes del abordaje una prueba negativa de covid-19 hecha en un plazo menor a tres días previos al viaje”, explicó un alto funcionario de la Casa Blanca. “Se les pedirá que muestren un comprobante de vacunación para calificar a este plazo de tres días para la prueba”.

Aunque los ciudadanos estadounidenses y los residentes permanentes legales no estarán obligados a presentar un comprobante de vacunación para ingresar al país, el funcionario dijo que ellos, al igual que otras personas con derecho a ciertas exenciones de la vacuna obligatoria, deberán proporcionar el resultado negativo de una prueba realizada mínimo un día antes de abordar su vuelo a los EE.UU.

“Mucho de esto se deriva de lo que hemos aprendido sobre la variante delta y otras variantes, que pueden ser más contagiosas y tener un inicio más rápido, por lo que esa ventana de tiempo se acorta para aquellos que no están vacunados... independientemente de si son o no ciudadanos," dijeron.

La responsabilidad de verificar el estado de las vacunas de los viajeros recaerá en las aerolíneas que los lleven a los EE.UU., dijeron los funcionarios, y las aerolíneas podrán aceptar certificados de vacunas digitales que se alineen con los requisitos de EE.UU., y también certificados impresos como las tarjetas de vacunación de los CDC.

Según una hoja de datos de la Casa Blanca, la prueba aceptable de vacunación deberá coincidir con el nombre y la fecha de nacimiento proporcionados a las aerolíneas, ser emitida por una fuente oficial y detallar la vacuna administrada, el número de dosis recibidas, así como la fecha y ubicación en donde fue administrada.

“Estos son protocolos de seguridad estrictos que obedecen a la ciencia y la salud pública para mejorar la seguridad de los estadounidenses aquí en casa y la seguridad de los viajes aéreos internacionales”, dijo el funcionario. “La mejor manera de frenar la propagación del covid-19 y la aparición de nuevas variantes es actuar rápidamente para reducir la propagación de la infección a través de la vacunación, junto con las medidas de mitigación adicionales, que incluyen... la detección de casos oportuna y eficaz mediante pruebas, el rastreo de contactos y el seguimiento de la salud pública para todos los viajeros internacionales”.