Gaza reporta el primer brote de coronavirus y la OMS teme graves consecuencias

Un funcionario de la Organización Mundial de la Salud aseguró que el territorio solo podría atender algunos “cientos” de casos por la precariedad de sus servicios médicos

Bel Trew@beltrew
martes 25 agosto 2020 22:47
El sistema de salud de Gaza no cuenta con el equipo necesario para atender una gran cantidad de pacientes que enfermen de este padecimiento
El sistema de salud de Gaza no cuenta con el equipo necesario para atender una gran cantidad de pacientes que enfermen de este padecimiento
Read in English

Gaza registró sus primeros casos de coronavirus en la población en general, lo que generó temores de lo que podría ser un brote devastador de la enfermedad en la poblada y empobrecida zona .

Hamas, el grupo militante que dirige el enclave, anunció un toque de queda de 48 horas en la noche del lunes después de que el Ministerio de Salud informara que cuatro personas de la misma familia habían dado positivo por el virus.

Se impuso un confinamiento en Gaza, mientras se llevaban a cabo investigaciones para rastrear el paciente cero.

Hasta esta semana, todos los casos en el territorio bloqueado, hogar de 2 millones de personas, eran residentes que regresaban del extranjero. Habían sido contenidos con éxito en centros de cuarentena en la frontera.

Los últimos casos, descubiertos después de que una mujer dio positivo cuando viajó a Cisjordania, marcan la primera vez que la enfermedad se propaga en Gaza a través de la transmisión local.

Todavía no estamos preparados para tratar miles de casos, solo cientos

Funcionarios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijeron a The Independent que era un acontecimiento particularmente preocupante porque el sistema de salud de Gaza, golpeado por un bloqueo de 13 años y por los recientes cortes de energía prolongados, solo podía hacer frente a unos pocos cientos de casos a la vez. 

Abdelnaser Soboh, director de Gaza de la OMS, dijo que faltaba casi el 50 por ciento de la lista de medicamentos esenciales y suministros médicos que Gaza necesita, incluidos los tubos necesarios para ventiladores, máscaras de oxígeno y medicamentos contra el cáncer.

"Todavía no estamos preparados para tratar miles de casos, solo cientos", dijo, y agregó que Gaza necesita suministros adicionales para enfrentar el coronavirus como ventiladores. De los 100 ventiladores disponibles actualmente en Gaza, más de la mitad ya se están utilizando.

"Estamos preocupados por la propagación a gran escala del coronavirus y si hay casos que necesiten una intervención médica avanzada, debido a los recursos limitados en Gaza".

Ha habido 117 casos de Covid-19 registrados en Gaza con solo una muerte.

Pero el sistema de salud ha sido devastado por años de guerra y aislamiento, lo que significa que está lamentablemente mal equipado para hacer frente a la pandemia.

Las autoridades de Gaza habían impuesto restricciones estrictas para tratar de prevenir la transmisión comunitaria.

Desde marzo, Hamas ordenó que cualquier persona que regrese a Gaza a través de Israel o Egipto comience un aislamiento obligatorio durante 21 días en un centro de cuarentena designado.

Los nuevos casos de Covid-19 se producen en medio de un reciente estallido de enfrentamientos transfronterizos entre grupos militantes en Gaza y las fuerzas de seguridad israelíes, lo que aumenta la presión sobre la población.

En las últimas semanas, militantes palestinos han lanzado globos incendiarios y cohetes a través de las vallas fronterizas hacia territorio israelí. Israel ha respondido con ataques aéreos contra objetivos vinculados a Hamas, aunque no ha habido muertos ni heridos graves en ninguno de los lados.

En represalia por los proyectiles disparados, Israel cerró el único cruce comercial de Gaza y su zona de pesca. Ha obligado a la única planta de energía del territorio a cerrar por falta de combustible, dejando a la mayoría de las áreas con solo cuatro horas de energía al día.

"El problema de la electricidad agrega otra carga a un sistema de atención médica que ya se ha extendido", dijo Soboh.

"Los hospitales dependen de los generadores hasta 16 horas al día, pero a veces la energía no es estable y muchas de las máquinas no pueden funcionar en caso de que se dañen".

Adquirir repuestos en Gaza para estas máquinas es particularmente difícil porque Israel prohíbe la entrada de muchos artículos, citando preocupaciones de que puedan tener un "doble uso" por parte de los militantes.

La agencia de la ONU para los refugiados palestinos, Unrwa, pidió el paso sin obstáculos de todos los bienes vitales, incluido el combustible para la electricidad, a Gaza el martes, diciendo que el cierre de la central eléctrica principal estaba poniendo vidas en peligro. Agregó que Gaza había sido golpeada por ataques aéreos durante 10 noches seguidas.

Israel y Egipto impusieron un bloqueo a Gaza en 2007, después de que Hamas tomara violentamente el control del área.