Administración de Biden critica al enviado especial de Haití por mentir en su carta de renuncia

“No aprovechó la amplia oportunidad para plantear preocupaciones sobre la migración durante su mandato y decidió renunciar”, dice el Departamento de Estado

Gustaf Kilander
jueves 23 septiembre 2021 22:18

Collette Lespinasse: “La ayuda internacional llega lentamente a Haití”.

Read in English

El portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, criticó al enviado especial de Haití, Daniel Foote, por mentir en su carta de renuncia y por no plantear adecuadamente sus preocupaciones sobre los migrantes que abandonan el país en medio de múltiples crisis.

“Ha habido múltiples conversaciones de políticas de alto nivel sobre Haití, donde todas las propuestas, incluidas las dirigidas por el Enviado Especial Foote, fueron consideradas en su totalidad en un proceso de políticas bastante riguroso y transparente”, dijo Price en un comunicado a The Independent. “Se determinó que algunas de esas propuestas eran perjudiciales para nuestro compromiso con la promoción de la democracia en Haití y fueron rechazadas durante el proceso político. Que él diga que sus propuestas fueron ignoradas es simplemente falso".

“Es lamentable que en lugar de participar en un proceso de políticas orientado a soluciones, el Enviado Especial Foote, haya renunciado y haya caracterizado erróneamente las circunstancias de su renuncia”, agregó Price. "No aprovechó la amplia oportunidad para plantear preocupaciones sobre la migración durante su mandato y decidió renunciar".

“No voy a analizar el contenido de su carta de renuncia, pero quiero enfatizar que tenemos debates políticos activos en esta administración sobre una serie de temas. El papel del gabinete del presidente y sus asesores es brindar al presidente el mejor consejo posible. No se ignoran las ideas, pero no todas las ideas son buenas ideas”, dijo Price.

Foote renunció después de menos de dos meses en el cargo, argumentando que no puede quedarse en medio de las políticas de deportación "inhumanas" de la administración Biden.

“No me asociaré con la decisión inhumana y contraproducente de los Estados Unidos de deportar a miles de refugiados e inmigrantes ilegales a Haití, un país donde los funcionarios estadounidenses están confinados a recintos seguros, debido al peligro que representan las bandas armadas que controlan la vida diaria”, dijo Foote en su carta de renuncia el miércoles.

Los haitianos han estado huyendo de la agitación política tras el asesinato del presidente, Jovenel Moïse el 7 de julio y desastres naturales como el terremoto del 14 de agosto que causó una devastación generalizada.

“Él buscó un mandato más amplio y responsabilidades de supervisión, lo cual no pensamos que fuera apropiado o prudente en ese momento. Poco después presentó su renuncia”, dijo un alto funcionario del Departamento de Estado según The Miami Herald.

Leer Más: Casos de terrorismo doméstico se han multiplicado, dice jefe del FBI

Foote fue designado para el cargo en julio, después del asesinato de Moïse. Se desempeñó como embajador en Zambia bajo el presidente Donald Trump de 2017 a 2020.

Foote dijo en su carta de renuncia, al Secretario de Estado Antony Blinken que dejaba su trabajo “con una profunda decepción y disculpas a quienes buscan cambios cruciales”.

“Nuestro enfoque político hacia Haití sigue siendo profundamente defectuoso y mis recomendaciones han sido ignoradas y descartadas, cuando no se editaron para proyectar una narrativa diferente a la mía”, agregó en el mordaz mensaje.

Foote dijo que el pueblo haitiano está "sumido en la pobreza" y es "rehén del terror, secuestros, robos y masacres de bandas armadas" y añadió, "sufriendo bajo un gobierno corrupto que tiene alianzas con esas bandas”.

Al argumentar en contra de la deportación de los migrantes haitianos que han llegado a la frontera sur de Estados Unidos, Foote dijo que Haití "simplemente no puede soportar la infusión forzada de miles de migrantes retornados que carecen de comida, refugio y dinero sin una tragedia humana adicional evitable".

“El estado colapsado no puede proporcionar seguridad o servicios básicos, y más refugiados alimentarán más desesperación y crimen. La creciente migración a nuestras fronteras solo crecerá a medida que se sume a la miseria inaceptable de Haití”, escribió.

Añadió que Haití necesita "asistencia inmediata" y "dinero para entregar las vacunas Covid y tantas otras cosas".

Tras criticar la interferencia política internacional en el país, Foote dijo que lo que los haitianos "realmente quieren", es elegir su propio camino "sin titiriteros internacionales y candidatos favorecidos".

“La semana pasada, las embajadas de Estados Unidos y otras en Puerto Príncipe, emitieron otra declaración pública de apoyo ... al primer ministro de facto no electo, Ariel Henry como líder interino de Haití y han continuado promocionando su acuerdo político, sobre otro acuerdo anterior más amplio guiado por la sociedad civil”, agregó Foote. “La arrogancia que nos hace creer que deberíamos elegir al ganador, nuevamente, es impresionante. Este ciclo de intervenciones políticas internacionales en Haití, ha producido consistentemente resultados catastróficos. Más impactos negativos en Haití, tendrán consecuencias calamitosas, no solo en Haití, sino en Estados Unidos y nuestros vecinos del hemisferio”, concluyó.