Biden es bienvenido al G7 con abrazos y risas luego de que líderes mundiales se burlaran de Trump

El presidente de americano asegura que “Estados Unidos está de vuelta” después de la relación hostil de su predecesor con los líderes mundiales

Alex Woodward
sábado 12 junio 2021 00:31
Biden walks with Emmanuel Macron and other G-7 leaders
Read in English

Durante su campaña y durante su presidencia, Donald Trump diría que “el mundo se ríe” de Estados Unidos. Cuando se presentaba frente a los líderes mundiales, a menudo lo hacían, a sus expensas.

La relativamente cálida bienvenida de Joe Biden durante un viaje de ocho días a Europa contrasta fuertemente con la fría y a menudo burlona recepción de su predecesor, luego de cuatro años de desorden político y una contundente agenda de “Estados Unidos primero”.

Antes de su primer viaje al extranjero desde que asumió el cargo, Biden señaló un regreso a la "normalidad" para los líderes del G7 con su mantra "Estados Unidos ha vuelto", con la esperanza de aliviar las tensiones y reparar las relaciones antagonizadas por Trump.

El presidente francés, Emmanuel Macron, fue filmado rodeando a Biden con el brazo durante una aparición fotográfica. El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, describió al presidente de Estados Unidos como un "soplo de aire fresco" después de su primera reunión. "Hay tanto que quieren hacer junto con nosotros, desde seguridad, OTAN, hasta cambio climático", dijo Johnson.

Incluso tomó prestado el eslogan de "reconstruir mejor" de Biden para describir la respuesta global a la crisis del coronavirus. Los líderes del G7 y otros países se han comprometido a suministrar más de mil millones de dosis de vacunas Covid-19, incluidos 500 millones de EE. UU., con el objetivo de poner fin a la pandemia en 2022.

Poco más de un mes después de su reunión, Biden recibirá a la canciller alemana Angela Merkel en la Casa Blanca en julio. Según los informes, Trump la había llamado "perdedora". Ella condenó sus fallas en aceptar su derrota en las elecciones de 2020.

Durante su primer G7 en la ciudad de Quebec en 2018, Trump se negó a firmar una declaración conjunta sobre objetivos económicos compartidos con los aliados de la nación justo momentos después de que el primer ministro canadiense Justin Trudeau la publicara, dando un vuelco a dos días de conversaciones y acusando a Trudeau de hacer “declaraciones falsas”.

En un discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas más tarde ese año, Trump afirmó, como solía hacer, que su administración había logrado más que cualquiera de sus predecesores en ese momento de su presidencia.

“En menos de dos años, mi administración ha logrado más que casi cualquier administración en la historia de nuestro país”, dijo.

"Estados Unidos lo es", continuó Trump, haciendo una pausa, y pareció sorprendido por una respuesta audible de la asamblea.

"Tan cierto", dijo, riendo mientras continuaba. "No esperaba esa reacción, pero está bien".

Más tarde dijo que los funcionarios se reían con él; algunos parecían unirse riéndose de su broma. Otros dijeron que era más una "risa nerviosa, o una broma de mal gusto que se volvió ridícula precisamente porque el tipo que cuenta la broma no se da cuenta de lo malo que es".

En diciembre de ese año, mientras funcionarios y diplomáticos reflexionaban en el Palacio de Buckingham durante una recepción de la OTAN, tres líderes mundiales se rieron explícitamente de sus gastos.

Una conversación sincera entre Trudeau, Macron y Johnson captada por la cámara capturó a los hombres bromeando sobre el comportamiento de Trump durante la conferencia.

"¿Es por eso que llegaste tarde?", Johnson le preguntó a Macron.

"Llegó tarde porque toma una conferencia de prensa de 40 minutos desde la cima", agregó Trudeau. "Acabas de ver cómo su equipo se queda boquiabierto".

Trump, quien luego abandonó abruptamente la cumbre temprano, calificó a Trudeau de "dos caras".

La aprobación global del presidente de EE. UU. se ha recuperado: una mediana del 75 por ciento de los encuestados en 16 países aliados confía en que Biden "hará lo correcto con respecto a los asuntos mundiales", en comparación con solo el 17 por ciento con Trump, según una encuesta. del Pew Research Center.

La aprobación de Trump cayó al 34 por ciento en su último año en el cargo. Antes de su primer viaje al extranjero mientras está en el cargo, el de Biden está al 62 por ciento.

Leer más: Administración de Trump espió a demócratas y a sus hijos a través de Apple

"La elección de Joe Biden como presidente ha provocado un cambio dramático en la imagen internacional de Estados Unidos", concluyó Pew.

La preferencia de la nación creció al menos un 25 por ciento a partir de 2020 entre los encuestados en Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón y los Países Bajos.