Barack Obama afirma que la propagación de teorías de conspiración es una amenaza para la democracia

El expresidente pidió regular el papel de las redes sociales en la publicación de las noticias falsas

Adam Smith@adamndsmith
martes 17 noviembre 2020 19:15
<p>Barack Obama aseguró que Donald Trump aceleró el problema de la desinformación</p>

Barack Obama aseguró que Donald Trump aceleró el problema de la desinformación

Read in English

Barack Obama ha dicho que las empresas de redes sociales están tomando "decisiones editoriales" y que los gobiernos deben encontrar una regulación adecuada para abordar cómo difunden "mentiras locas y teorías de conspiración".

El ex presidente comentó sobre el debate, que ha sido un foco para la administración Trump, tanto antes como durante la pandemia, en una entrevista con The Atlantic.

Obama continuó diciendo que si bien no "responsabiliza por completo a las empresas de tecnología, porque esto es anterior a las redes sociales", estas grandes corporaciones han "turboalimentado" la capacidad de difundir teorías de conspiración.

“Si no tenemos la capacidad de distinguir lo que es verdadero de lo falso, entonces, por definición, el mercado de ideas no funciona. Y, por definición, nuestra democracia no funciona. Estamos entrando en una crisis epistemológica”, continuó.

Trump, dijo el ex presente, fue un "acelerador" de este problema. La investigación ha demostrado que Donald Trump es la mayor fuente de información errónea sobre el coronavirus, compartiendo "curas milagrosas sobre medicamentos contra la malaria y desinfectantes" en su cuenta de Twitter, sobre la que no se actúa de la misma manera que los usuarios normales debido a su " interés periodístico".

"El grado en que estas empresas insisten en que se parecen más a una compañía telefónica que a The Atlantic, no creo que sea sostenible", dijo Obama.

La noción de que las empresas de redes sociales son similares a las empresas telefónicas fue hecha por el director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, quien dijo que Facebook está "en algún lugar entre" un periódico y una empresa de telecomunicaciones con respecto a la reforma de la Sección 230. Esto se debe al hecho de que ambos moderan el contenido y también llevan mensajes pasivamente.

En mayo de 2020, Twitter censuró uno de los tuits del presidente Trump en el que la plataforma de redes sociales decía "violencia glorificada" ; en respuesta, Trump poco después firmó una orden ejecutiva que reformaría la Sección 230 - legislación estadounidense que protege a los sitios web de ser legalmente responsables por el contenido publicado en su plataforma.

Esta legislación protege a las grandes empresas de tecnología como Facebook y Twitter, las secciones de comentarios de los periódicos y cualquier sitio web, ya sea grande o pequeño, en los Estados Unidos.

“Según la ley, los blogueros no son responsables de los comentarios dejados por los lectores, el trabajo de los blogueros invitados, los consejos enviados por correo electrónico o la información recibida a través de canales RSS. Esta protección legal puede mantenerse incluso si un bloguero conoce el contenido objetable o hace juicios editoriales”, explica la Electronic Frontier Foundation.

Si se reformara la Sección 230, las empresas de redes sociales serían legalmente responsables por el contenido de sus plataformas, lo que significa que tendrían que requerir una mayor moderación.

"Al final del día, tendremos que encontrar una combinación de regulaciones gubernamentales y prácticas corporativas que aborden esto, porque va a empeorar", dijo Obama.

Obama también expresó su preocupación por los deepfakes, un video en el que se ha utilizado inteligencia artificial para hacer que una persona parezca decir algo que no ha dicho, debido a su potencial para difundir información errónea.

Los deepfakes han sido calificados como el crimen más potencialmente peligroso, y aunque las elecciones de 2020 no fueron influenciadas por deepfakes, los expertos dicen que la amenaza permanece para eventos futuros.