Aeronave involucrada en dos accidentes mortales podrá transportar pasajeros de nuevo en EE.UU.

Después de un riguroso rediseño y certificación es probable que vuelva a volar antes de fin de año

Simon Calder
miércoles 18 noviembre 2020 13:49
Volando de nuevo: el Boeing 737 Max
Volando de nuevo: el Boeing 737 Max
Read in English

El Boeing 737 Max recibió autorización para transportar pasajeros nuevamente en los Estados Unidos después de que dos accidentes que provocaron la muerte de casi 350 personas.

El 29 de octubre de 2018, un solo sensor defectuoso activó un sistema anti-bloqueo que provocó que el vuelo 610 de Lion Air se estrellara poco después de despegar de Yakarta. Los 189 pasajeros y la tripulación murieron.

Menos de seis meses después, el vuelo 302 de Ethiopian Airlines de Addis Abeba a Nairobi se perdió, junto con 157 vidas, en circunstancias similares.

El avión fue puesto a tierra en todo el mundo poco después. Pero después de un riguroso rediseño y certificación, es probable que vuelva a volar pasajeros en los Estados Unidos antes de fin de año, luego de que la Administración Federal de Aviación diera su aprobación este miércoles.

El administrador de la FAA, Steve Dickson, anuló la orden que dejó en tierra la aeronave. Simultáneamente, la autoridad publicó una Directiva de aeronavegabilidad especificando los cambios de diseño que deben realizarse antes de que la aeronave vuelva a estar en servicio. La FAA también ha especificado nuevos requisitos de formación de pilotos.

“Estas acciones no permiten que el Max regrese inmediatamente a los cielos”, decía la declaración de la autoridad.

"La FAA debe aprobar las revisiones del programa de entrenamiento de pilotos 737 Max para cada aerolínea estadounidense que opere el Max y conservará su autoridad para emitir certificados de aeronavegabilidad y certificados de exportación de aeronavegabilidad para todos los aviones 737 Max nuevos fabricados desde que la FAA emitió la orden de puesta a tierra.

“Además, las aerolíneas que han estacionado sus aviones Max deben tomar los pasos de mantenimiento necesarios para prepararlos para volar nuevamente.

"Después del regreso al servicio, la FAA continuará trabajando en estrecha colaboración con nuestros socios extranjeros de aviación civil para evaluar cualquier mejora adicional potencial para la aeronave".

El anuncio se aplica solo a las aerolíneas estadounidenses. Se espera que otros reguladores, incluida la Autoridad de Aviación Civil del Reino Unido, sigan su ejemplo.