Estados Unidos retira cargos contra el general mexicano Salvador Cienfuegos

William Barr afirmó que se retiraron los cargos para permitir que las autoridades en México procedan contra el general

Via AP news wire
martes 17 noviembre 2020 23:37
<p>Cienfuegos fue secretario de la defensa nacional de México durante el gobierno de Enrique Peña Nieto</p>

Cienfuegos fue secretario de la defensa nacional de México durante el gobierno de Enrique Peña Nieto

Read in English

El Departamento de Justicia de Estados Unidos está abandonando el caso de tráfico de drogas y lavado de dinero contra el exsecretario de Defensa mexicano, el  general Salvador Cienfuegos, dijo el martes el fiscal general William Barr.

Barr dijo que el departamento abandonaría su caso para que Cienfuegos "pueda ser investigado y, si corresponde, acusado, según la ley mexicana". Cienfuegos, quien fue acusado en un tribunal federal en Brooklyn, fue arrestado en Los Ángeles el mes pasado.

Cienfuegos, quien dirigió el ejército de México durante seis años bajo el ex presidente Enrique Peña Nieto, fue el exfuncionario del gabinete de más alto rango arrestado desde que el alto funcionario de seguridad mexicano Genaro García Luna fue arrestado en Texas en 2019.

Bajo Cienfuegos, el ejército mexicano fue acusado de frecuentes abusos contra los derechos humanos, pero eso fue cierto tanto para sus predecesores como para su sucesor en el cargo. El peor escándalo en el mandato de Cienfuegos involucró la matanza de sospechosos por parte del ejército en 2014 en un almacén de granos.

La masacre de junio de 2014 involucró a soldados que mataron a 22 sospechosos en un almacén en la ciudad de Tlatlaya. Si bien algunos murieron en un tiroteo inicial con la patrulla del ejército, en el que un soldado resultó herido, una investigación de derechos humanos mostró más tarde que al menos ocho y quizás hasta una docena de sospechosos fueron ejecutados después de que se rindieran.

Barr dijo en una declaración conjunta con el fiscal general mexicano Alejandro Gertz Manero que el Departamento de Justicia de Estados Unidos había tomado la decisión de abandonar el caso estadounidense en reconocimiento "de la sólida asociación de aplicación de la ley entre México y Estados Unidos, y con el interés de demostrar frente único contra todas las formas de criminalidad”.

El Departamento de Justicia dijo que ha proporcionado a México las pruebas reunidas en el caso.