El Salvador: Nayib Bukele pide a Estados Unidos no financiar a opositores

El presidente aseguró que no pedirá a Estados Unidos que vuelva a financiar a algunas de sus dependencias gubernamentales

Billy Rubio Esquivel
jueves 27 mayo 2021 21:39

El Salvador: Asamblea afín al presidente Bukele destituyó a Corte Suprema y al fiscal

Las tensiones diplomáticas entre Estados Unidos y El Salvador siguen en aumento, después de que el presidente salvadoreño Nayib Bukele pidiera al gobierno de Joe Biden no financiar grupos opositores, tras el aparente rompimiento entre ambas naciones.

“Donde [USAID] quiera regalar su dinero, pues lo puede hacer. Mientras no sea financiando movimientos políticos de la oposición, porque eso es ilegal”, dijo el mandatario sobre la redirección de los recursos financieros de esta agencia en El Salvador.

Bukele aseguró que no pedirá a Estados Unidos que vuelva a apoyar a las dependencias gubernamentales del país con dinero y señaló que El Salvador debe dirigirse a la autosuficiencia. “Obviamente, son bienvenidos todos los apoyos de Estados Unidos o de cualquier otro país, pero ya debemos empezar a ver hacia un país autosuficiente”, agregó, en declaraciones retomadas por El Salvador.com.

La petición del mandatario salvadoreño llega tras el anuncio de USAID sobre el retiro de sus apoyos a la Corte Suprema de Justicia, la Fiscalía General, la Policía Nacional y al Instituto de Acceso a la Información Pública, después de que la Asamblea Nacional, controlada por legisladores afines a Bukele, destituyó a los magistrados de la Sala de Constitucional.

“Ahora [el recurso] se utilizará para promover la transparencia, combatir la corrupción y monitorear los derechos humanos en conjunto con la sociedad civil salvadoreña y organizaciones de derechos humanos”, informó USAID la semana pasada.

Las relaciones entre los gobiernos de Bukele y Biden se han tensado desde el pasado 1 de mayo, tras conocerse la destitución de los magistrados. Unos días más tarde, la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, condenó la decisión de la Asamblea Nacional y señaló que “debemos responder”.

En respuesta, el presidente Bukele y la Asamblea Nacional ratificaron un acuerdo comercial con China que tendrá un valor de US$ 500 millones, según informó el mandatario, a través de diversos proyectos que se desarrollarán en El Salvador. Esto provocó una reacción inmediata de Estados Unidos.

Leer más: El Salvador: Hallan 14 cuerpos en casa de un expolicía en Chalchuapa

Julie Chung, secretaria adjunta interina para asuntos del hemisferio occidental de Estados Unidos, advirtió a Bukele que “nada de China viene sin condiciones”. Asimismo, Ricardo Zúñiga, enviado especial del Departamento de Estado de Estados Unidos para el Triángulo Norte de Centroamérica, expresó su preocupación por este acuerdo.

Sin embargo, lejos de detenerse ante estas expresiones, Bukele buscó un nuevo aliado al mencionar que “el potencial de la relación con Rusia es grandísimo”, durante la presentación de las cartas credenciales del embajador ruso en El Salvador.

El Salvador y Estados Unidos tienen una relación histórica, debido a la comunidad migrante salvadoreña en territorio estadounidense, cuyas remesas representan el 22% del PIB de su país.