Decomisan vacunas Sputnik V que iban de contrabando a Honduras

Un lote de 1.155 frascos de la vacuna rusa fueron confiscados en Campeche

Domingo Vázquez Henry
jueves 18 marzo 2021 20:03
De objeto de críticas a solución sanitaria: Aumenta la demanda mundial de la vacuna rusa Sputnik V

El contrabando de vacunas COVID-19 sufrió un duro revés. Este miércoles por la noche, en Campeche, México, un lote de vacunas Sputnik V con destino a Honduras fue decomisado por la Administración General de Aduanas y el Ejército Mexicano. Ambos organismos describieron el traslado como “ilegal”.

Mediante un comunicado, las autoridades mexicanas indicaron que el lote de la vacuna rusa fue decomisado cuando pretendía ser trasladado en una aeronave privada a Honduras y abrieron “una investigación para determinar la procedencia de la dosis contra el SARS-CoV2”.

“Con apoyo de elementos del Ejército Mexicano detectaron en el interior dos hieleras con mil 155 frascos con lo equivalente a 5 mil 775 dosis de la vacuna rusa contra COVID-19, ocultas entre refrescos y golosinas”, reza el comunicado.

Además, las autoridades informaron que “la aeronave quedó en garantía del interés fiscal y la tripulación y pasajeros de nacionalidad hondureña fueron puestos a disposición de la Fiscalía General de la República”.

Resultan falsas las vacunas decomisadas en Campeche con rumbo a Honduras

Tras darse a conocer la noticia del decomiso de un lote de vacunas Sputnik V que planeaba ingresar de manera ilegal a Honduras, el Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF) reportó que dichas dosis eran falsas y “agradeció” al gobierno mexicano por “incautar un envío ilegal”.

Leer más: Rusia dice que podría enviar 50 millones de vacunas a la UE a partir de junio

“El análisis de las fotografías del lote incautado, incluido el diseño de envases y etiquetas, sugiere que se trata de una sustancia falsa que no tiene nada que ver con la vacuna original”, informó el organismo ruso.

El RDIF detalló que cada frasco “se somete a estrictos controles de calidad” y tiene un “código QR único”.

“[Cada frasco] es transportado solo por transportistas autorizados que deben cumplir con los más altos estándares de seguridad, incluido un control remoto de temperatura y seguridad”, detalló el organismo.