Fiscalía de Colombia imputa 104 asesinatos a general retirado

Mario Montoya es acusado de ordenar la muerte de civiles y después hacerlos pasar como guerrilleros

Billy Rubio Esquivel
lunes 02 agosto 2021 22:38

6.402 personas fueron asesinadas en ejecuciones extrajudiciales entre 2002 y 2008 en Colombia

La Fiscalía de Colombia confirmó que el general en retiro Mario Montoya será imputado por el asesinato de 104 personas, que fueron presentadas como supuestas integrantes de las guerrillas colombianas, durante su cargo al frente del ejército.

“Lo vamos a imputar como el determinador por homicidio agravado en concurso homogéneo simultáneo de 104 de los llamados falsos positivos o ejecuciones extrajudiciales en Colombia, dentro de las cuales hay cinco menores de edad”, dijo el fiscal Francisco Barbosa, en entrevista con la revista Semana y que retomó El País.

De acuerdo a Semana, Montoya instauró un sistema que calificaba a las diversas unidades del ejército por el número de asesinatos de presuntos integrantes de la Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

“Los comandantes de sus unidades subordinadas sabían que Montoya no pedía, él exigía muertes en combate”, dice un extracto del expediente que se abrió en contra del general y que publicó el medio antes citado.

Según informes, Montoya habría premiado con viajes, condecoraciones o ascensos a los militares de acuerdo al número de decesos que presentaban en sus informes. Sin embargo, esto incentivó una política de muerte en su periodo como comandante del ejército.

No conforme con haber instaurado esta política, Montoya habría destruido las pruebas que evidenciaban las órdenes que daba a los integrantes del ejército colombiano y los premios que recibían con cada civil asesinado.

De acuerdo a datos publicados en febrero por la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), entre 2002 y 2008, durante la presidencia de Álvaro Uribe, se registraron más de 6.400 “falsos positivos” en Colombia. Esta expresión hace referencia a las personas que eran presentadas como presuntos delincuentes abatidos por la milicia, pero que en realidad eran civiles sin ninguna relación con el crimen organizado.

Leer más: Colombia: Álvaro Uribe deberá testificar por tres masacres en Antioquia

Con la creación de la JEP, tras el acuerdo de paz entre el gobierno de Colombia y las FARC, algunos de los soldados subordinados a Montoya han comparecido ante este organismos y han aceptado haber presentado civiles muertos como guerrilleros.

El propio general en retiro aceptó comparecer por estos crímenes ante la JEP, en búsqueda de una pena menor a la que enfrentaría en la justicia colombiano, sin embargo, la Fiscalía tiene la autoridad legal para imputar y llevar a un juicio a Montoya por su participación en este esquema.

En su comparecencia ante la JEP, Montoya señaló que la orden de asesinar civiles y presentarlos como criminales vino desde el Ministerio de Defensa y de la presidencia de Uribe. Además, insinuó que las muertes de civiles se debieron a que los militares que integran el ejército colombiano provienen de las clases sociales más pobres del país.

En caso de que Montoya sea llevado a juicio por el asesinato de 104 civiles y sea encontrado culpable podría enfrentar una condena de hasta 50 años en prisión.