Encarcelan a mujer por matar a tiros a su violador después de que él amenazara con matarla

Brittany Smith, de 32 años, fue sentenciada a 20 años de prisión

Harriet Alexander
sábado 10 octubre 2020 22:13
Mujer es  encarcelada por disparar a su violador después de que él amenazara con matarla.
Read in English

Una mujer de Alabama que mató a tiros a su violador cuando estrangulaba a su hermano se declaró culpable de asesinato.

Brittany Smith, de 32 años, fue atacada por Todd Smith, un conocido con quien no tiene parentesco, en enero de 2018.

Su hermano Chris McCallie se enteró del brutal ataque varias horas después y se presentó en la casa para ordenarle a Todd que se fuera.

Siguió una confrontación, y Todd, de 38 años, con un largo historial de violencia doméstica y habiendo tomado una combinación de Xanax, anfetaminas, alcohol y metanfetamina, puso a McCallie en una llave de cabeza, estrangulándolo y amenazando con matarlos a ambos.

Brittany agarró una pistola y le gritó a Todd que se detuviera, luego le disparó.

"Alguien acaba de recibir un disparo en 211 Sharon Drive", le dijo Brittany al operador, según un relato en The New Yorker.

“Él trató de matarme y… Solo pida que venga una ambulancia, por favor, porque no quiero que este hombre muera".

Brittany fue acusada de homicidio por un gran jurado en marzo de 2018 y luchó para que desestimaran la acusación argumentado defensa personal.

Durante la audiencia, que tuvo lugar en el juzgado del condado de Jackson en Scottsboro, Alabama, la enfermera Jeanine Suermann, quien examinó a Brittany después de la presunta violación, testificó que la mujer había sido mordida, estrangulada y agredida.

Según The New Yorker, Todd había sido arrestado ochenta veces, al menos seis de estas por violencia doméstica.

La jueza Jenifer Holt negó su solicitud, argumentando que Brittany no necesitaba usar fuerza letal para poner fin al altercado, y que su hermano también era un agresor porque trajo un arma a la casa y comenzó el enfrentamiento.

El viernes, Brittany se declaró culpable de asesinato, un mes antes de que comenzara su juicio. Si la hubieran condenado, se enfrentaría a cadena perpetua.

Holt la condenó a 20 años, pero solo cumplirá siete meses de prisión.

Holt ordenó dividir la sentencia para que cumpliera 18 meses en la cárcel del condado de Jackson y 18 meses en arresto domiciliario, seguido de libertad condicional. Debido a que recibirá crédito por el tiempo que pasó en la cárcel en espera de juicio, Brittany será puesta en arresto domiciliario en unos siete meses, según su abogado.

El caso de Brittany fue noticia nacional y provocó un feroz debate sobre los derechos de las mujeres en el estado de Alabama.

También destacó la pobreza y el abuso de drogas desenfrenados en el noreste de Alabama y el sur de Tennessee.

Todd criaba pitbulls en su casa en Jasper, Tennessee, a 32 kilómetros de la casa de Brittany en Stevenson, Alabama.

Brittany había visitado la casa de Todd el día anterior y se había llevado a casa un cachorro al que llamó Athena, según The New Yorker , que publicó un relato detallado del caso a principios de este año.

Brittany, madre de cuatro hijos, había perdido el cuidado de sus hijos en 2013 mientras luchaba contra las drogas, pero había estado limpia durante un período prolongado y acababa de conseguir un nuevo trabajo en una empresa de pisos, lo que significaba que podí pagar el alquiler y, esperaba, obtener a sus hijos de vuelta.

"Me sentí animada", dijo a la revista. “Como, todo va bien. Ahora tengo un trabajo, voy a recuperar a mis bebés y tengo una casa".

La noche del 15 de enero de 2018, en la nieve, Todd llamó a Brittany y le dijo que estaba varado en la ciudad y que no tenía ningún otro lugar adonde ir, así que pidió quedarse. No mencionó que su padre lo había echado de la casa después de un violento altercado que terminó con el arresto de Todd.

Brittany era reacia a ayudar a Todd, le dijo a la revista, porque él había expresado un interés romántico por ella que ella rechazó.

Pero ella sintió lástima por él y accedió a que pudiera dormir en el sofá.

En la casa, Brittany le contó sobre su nuevo trabajo y sus esperanzas para el futuro. Todd reveló que todavía estaba drogado.

Brittany dijo que necesitaba ajustar "sus prioridades", lo que enfureció a Todd, quien gritó y le dio un cabezazo.

Corrió al dormitorio para escapar, pero Todd derribó la puerta y la estranguló hasta que se desmayó, luego la violó y le rodeó el cuello con las manos.

Brittany le dijo a la revista que le rogó que se detuviera, suplicando: "Somos amigos".

Su voz, con sus manos alrededor de su cuello, salió chillona y él respondió burlonamente: "Somos amigos".

"No digas una maldita palabra o te mataré", dijo, según Brittany.

Después del ataque, dijo que si le decía a alguien la mataría a ella y a su familia.

Él quería cigarrillos, así que Brittany dijo que llamaría a alguien para que los llevara, ya que no tenía coche. Llegó su hermano y los tres se dirigieron a la gasolinera, donde Brittany le pasó a la cajera, una amiga, una nota con el nombre de Todd.

Cuando su hermano dejó a Brittany y Todd en la casa, Brittany le susurró a su hermano que fuera a hablar con la cajera.

McCallie lo hizo y regresó a la casa con una pistola.