Trastornos alimenticios son tres veces más probables en los jóvenes LGBT +

Exclusivo: “Esto destaca cómo la falta de aceptación de la sociedad puede afectar su salud mental y bienestar”, dice el activista

Maya Oppenheim
lunes 10 mayo 2021 19:05
La Eurocáma declara la UE "zona de libertad para el colectivo LGBTIQ+"
Read in English

Las personas jóvenes LGBT + tienen tres veces más probabilidades de haber tenido previamente un trastorno alimentario o de seguir sufriendo uno, según un nuevo estudio.

Un informe, realizado por Just Like Us, una organización benéfica que apoya a los jóvenes LGBT +, encontró que las niñas lesbianas o bisexuales tienen más del doble de probabilidades que las niñas heterosexuales de tener un trastorno alimentario .

La investigación, compartida exclusivamente con The Independent , descubrió que uno de cada cinco jóvenes LGBT + ha tenido o tiene actualmente un trastorno alimentario, significativamente más alto que el siete por ciento de los jóvenes no LGBT +.

Si bien una cuarta parte de las niñas bisexuales y las jóvenes lesbianas padecen anteriormente o en la actualidad trastornos alimentarios, este fue el caso de aproximadamente una de cada diez niñas heterosexuales y alrededor del 22 por ciento de los jóvenes transgénero.

Los investigadores encontraron que los niños LGBT + tenían muchas más probabilidades de tener un trastorno alimentario: el 18 por ciento de los niños que se identifican como homosexuales y el 13 por ciento de los niños bisexuales experimentan trastornos de la alimentación, en comparación con el 3 por ciento de los niños heterosexuales.

Dominic Arnall, director ejecutivo de Just Like Us, dijo a The Independent : “Es devastador descubrir que los jóvenes LGBT + tienen tres veces más probabilidades de tener un trastorno alimentario y esto destaca cómo la falta de aceptación de la sociedad puede afectar su salud mental y su bienestar.

Leer más: Starbucks está considerando dejar Facebook por el odio e intolerancia

“Los jóvenes LGBT + están experimentando una tensión desproporcionada en el hogar, sintiéndose mucho menos seguros en la escuela y luchando con mayores desafíos de salud mental.

"Esperamos que en esta Semana de Concientización sobre la Salud Mental, las escuelas y los padres envíen un mensaje positivo de aceptación a los jóvenes de que ser LGBT + es algo para celebrar y que pueden ser ellos mismos en casa y en la escuela".

Dijo que a los jóvenes LGBT + que enfrentan problemas de salud mental les resultará "mucho más difícil pedir ayuda" sin comprender "explícitamente" que está "bien ser ellos mismos".

Los investigadores encuestaron a 2,934 alumnos de escuelas secundarias que tenían entre 11 y 18 años en casi 400 escuelas y universidades, incluidos 1,140 jóvenes LGBT +.

Se estima que alrededor de 1,25 millones de personas padecen un trastorno alimentario como la bulimia o la anorexia nerviosa en el Reino Unido, y la mayoría son mujeres. La cifra incluye a los que se dan atracones, lo que puede llevar a tener sobrepeso.

Tom Quinn, de la organización benéfica líder en trastornos alimentarios Beat, dijo que los hallazgos de la investigación más reciente son "devastadores pero, lamentablemente, no sorprendentes".

Añadió: “Investigaciones anteriores han demostrado que existe una mayor prevalencia de trastornos alimentarios en la comunidad LGBT +, y sabemos que los afectados a menudo enfrentan barreras adicionales cuando buscan y reciben tratamiento.

"Es primordial que comprendamos la experiencia de los trastornos alimentarios para la comunidad LGBT + para que podamos garantizar que los servicios sean accesibles y brinden el apoyo adecuado".

El informe se produce después de que The Independent reveló recientemente que la demanda de Beat se triplicó durante la pandemia y que el servicio experimentó niveles récord de personas que acudieron en busca de ayuda.

La demanda general de líneas de ayuda se disparó un 173 % en aproximadamente un año, pasando de 4,277 contactos en febrero de 2020 a 11,686 contactos en enero de este año.

Jess Griffiths, directora clínica de la organización benéfica, le dijo anteriormente a The Independent que los trastornos alimentarios "tienden a provenir de sentirse fuera de control" y que la gente "se siente más fuera de control que nunca" durante la crisis de salud pública. El psicoterapeuta, que se ha especializado en trastornos alimentarios durante 16 años, también señaló que hay un mayor enfoque en la alimentación y el estado físico durante la pandemia.

Mientras tanto, la Encuesta de salud de Inglaterra, que sondeó a 8,205 adultos en 2019, descubrió que uno de cada seis adultos en Inglaterra tiene un posible trastorno alimentario, y el cuatro por ciento dijo que la ansiedad por la comida afectaba su capacidad para trabajar, llevar a cabo responsabilidades personales o tener una vida social.

Aproximadamente el 28% de las mujeres de entre 16 y 24 años y el 27% de las mujeres de 25 a 34 tenían un posible trastorno de la alimentación. Mientras que los investigadores encontraron que alrededor de uno de cada ocho hombres adultos tiene un posible trastorno alimentario.