Cómo dormir durante una ola de calor, según los expertos

Deja de sufrir durante las calurosas noches de verano

Sarah Young,Kate Ng
Martes, 19 de julio de 2022 14:33 EDT
Read in English

El calor del verano suele recibirse con los brazos abiertos, pero a menudo olvidamos lo difícil que puede ser dormir bien durante una ola de calor.

Una ola de calor se produce cuando las temperaturas alcanzan o superan el umbral de temperatura de la ola de calor durante al menos tres días consecutivos, y son habituales en verano.

Pueden dar lugar a noches muy calurosas que a muchos les resultan muy incómodas, sobre todo sin ventilador o aire acondicionado.

Según la Dra. Nerina Ramlakhan, experta en sueño de Silentnight, la temperatura óptima para dormir es de entre 60.8 y 69.8 ºFahrenheit (16 y 21 ºCelsius), y el cerebro debe estar ligeramente más fresco que el resto del cuerpo.

“Una buena noche de sueño es importante para procesar la información que recopilamos a lo largo del día, así como para reparar y reequilibrar el cuerpo física y mentalmente”, explica Ramlakhan a The Independent.

“Lo ideal es que, para poder dormir bien, haya una diferencia de temperatura fraccionada entre nuestro cuerpo y nuestro cerebro: ¡un cuerpo caliente y una cabeza fría!”.

Entonces, ¿qué puedes hacer para refrescarte y dormir bien?

Aquí hay 20 maneras de ayudarte a conciliar el sueño cuando hace calor:

1. Mete tu ropa de cama en el congelador durante un par de minutos (pero ponla primero en una bolsa de plástico). Si no tienes mucho espacio en el refrigerador o en el congelador, incluso solo meter la funda de la almohada o el pijama te ayudará.

2. Llena una bolsa térmica con agua helada y colócala en los “puntos de enfriamiento” de tu cuerpo: rodillas, tobillos, muñecas, cuello, ingle y codos. También puedes llenar una bolsa térmica con agua fría, congelarla y llevártela a la cama.

3. Hidrátate antes de acostarte con una crema postsolar a base de aloe vera, idealmente conservada en el refrigerador.

4. Llena una botella de perfume vacía con agua fría y mantenla al lado de tu cama, rocía tu cara, nuca y rodillas para refrescarte.

5. Usa pijamas de algodón y sábanas finas de algodón puro para tu cama: el algodón de alta calidad es el material de cama ideal para dormir y mantenerte fresco, ya que es más transpirable.

6. Asegúrate de no comer demasiada proteína, ya que esto puede calentar tu cuerpo al aumentar tu tasa metabólica, según el experto en sueño Dave Gibson.

7. Come alimentos picantes, pero al menos tres horas antes de acostarte; esto puede hacer que sudes, lo que refresca el cuerpo.

8. Haz ejercicio por la mañana en lugar de por la noche para evitar que tu cuerpo se caliente demasiado.

9. Mantén tu ducha nocturna tibia para bajar la temperatura de tu cuerpo. Sin embargo, no tomes una helada, ya que tu cuerpo reaccionará al cambio repentino de temperatura conservando el calor.

10. Contrariamente a la creencia popular, Gibson dice que debemos mantener las ventanas cerradas durante el día para mantener la casa más fresca. Mantén las cortinas cerradas también.

11. Apaga todos los aparatos eléctricos del dormitorio ya que emiten calor. Apaga los enchufes también.

12. Mantén los pies frescos, ya sea manteniéndolos fuera de las cobijas o reposando sobre una bolsa de hielo.

13. Coloca una bandeja llena de hielo frente a un ventilador para enfriar el aire.

14. Bebe agua regularmente durante el día, pero no demasiada por la noche. Alrededor de un cuarto de litro antes de acostarte será suficiente para mantenerte hidratado y evitar que tengas que levantarte para ir al baño.

15. Duerme en una cama distinta a la de tu pareja: dos cuerpos = el doble de calor corporal.

16. Duerme en una planta baja si es posible, ya que el calor sube.

17. Duerme con medias frescas y mojadas o incluso con una camiseta húmeda.

18. Enjuágate las muñecas y los pies con agua fría antes de acostarte.

19. Si te despiertas por la noche, frótate una barra de mentol en la frente para ayudar a refrescarte, recomienda el Dr. Ramlakhan.

20. Coloca una toallita húmeda en el refrigerador durante una hora más o menos antes de irte a la cama y colócala sobre tu frente mientras te duermes.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in