Cigarrillos electrónicos han sido calificados como “dañinos” por el jefe de la OMS

“La nicotina es altamente adictiva. Los sistemas electrónicos de suministro de nicotina son perjudiciales y deben estar mejor regulados"

Eleanor Sly
viernes 30 julio 2021 15:49
La OMS alerta del peligro de mutación de la variante Delta del coronavirus
Read in English

Los cigarrillos electrónicos han sido calificados de “dañinos” por el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien también ha advertido de que su uso debería estar mejor regulado para proteger a los niños y adolescentes.

La OMS ha sugerido que los gobiernos deben evitar que se “renormalice el comportamiento de los fumadores” y deben introducir medidas para evitar que los no fumadores empiecen a utilizar los cigarrillos electrónicos, entre los temores de que la variedad de sabores y colores pueda “enganchar a los niños a la nicotina”.

Los cigarrillos electrónicos y los vapeadores simulan la sensación de fumar, sin llegar a fumar un cigarrillo, pero la OMS ha advertido de que pueden actuar como “puerta de entrada” al consumo de tabaco.

La organización mundial de la salud señaló que, según un estudio reciente, los niños y adolescentes que utilizan cigarrillos electrónicos tienen más del doble de probabilidades de consumir posteriormente cigarrillos convencionales.

En la actualidad, la venta de cigarrillos electrónicos a menores de 18 años está prohibida en el Reino Unido. Sin embargo, un informe reciente sobre el vapeo reveló que es necesario mejorar la aplicación de la normativa sobre la edad de venta, tanto para el vapeo como para el tabaco.

El informe, publicado por Public Health England (PHE) en febrero, concluye que los niveles de consumo de tabaco en los últimos años no han cambiado significativamente.  El documento reveló que, en marzo de 2020, el 4.8% de los jóvenes de entre 11 y 18 años de edad fumaban al menos una vez al mes.

Una quinta parte de los jóvenes que afirmaron haber probado el vapeo comentaron que lo habían hecho antes de fumar. Por su parte, el 28.9% admitió haber probado un producto de vapeo sin haber probado el tabaco, según PHE.

El doctor Adhanom Ghebreyesus dijo: “La nicotina es altamente adictiva. Los sistemas electrónicos de administración de nicotina son perjudiciales y deben estar mejor regulados.

Leer más: Critican a OMS por sugerir que “mujeres en edad fértil no deberían beber alcohol”

“En los casos en que no estén prohibidos, los gobiernos deben adoptar políticas adecuadas para proteger a sus poblaciones de los daños de los sistemas electrónicos de suministro de nicotina y evitar su consumo por parte de niños, adolescentes y otros grupos vulnerables”.

En el informe de la OMS que se publicó el martes, el doctor Tedros subrayó cómo los dispositivos electrónicos se estaban “promocionando agresivamente como alternativas ‘más seguras’ o ‘sin humo’ a los cigarrillos”. Añadió que las industrias del tabaco y afines están utilizando “las mismas tácticas de marketing de siempre para promover nuevas herramientas que enganchen a los niños a la nicotina y eludan la legislación sobre el tabaco”.

La doctora Adriana Blanco Marquizo, jefa de la secretaría del Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco (CMCT), señaló que es necesario aumentar la investigación sobre los posibles efectos de los cigarrillos electrónicos.

Explicó: “Hasta que una investigación independiente demuestre el perfil de riesgo real de estos productos, los gobiernos deben ser cautos. Las pruebas basadas en la ciencia, y no en el marketing, deberían guiar sus acciones”.

Sin embargo, el profesor John Britton declaró que la OMS no comprendía la “diferencia fundamental” entre ser adicto al tabaco y serlo a la nicotina.

El catedrático emérito de Epidemiología de la Universidad de Nottingham, comentó: “Este informe demuestra que, lamentablemente, la OMS sigue sin comprender la diferencia fundamental entre la adicción al tabaco, que mata a millones de personas cada año, y la adicción a la nicotina, que no lo hace”.

“Evidentemente, la OMS sigue satisfecha con la hipocresía de adoptar una posición que recomienda el uso de productos medicinales de nicotina para tratar la adicción al tabaco, pero defiende la prohibición de los productos de nicotina para el consumidor que hacen lo mismo, pero mejor.

“La OMS tiene razón en que hay que disuadir a los no fumadores, especialmente a los niños, de usar cualquier producto de nicotina. Pero para los más de mil millones de fumadores de tabaco en el mundo, los sistemas electrónicos de administración de nicotina son parte de la solución, no del problema.”

Por su parte, el presidente de la Fundación para un Mundo sin Humo, el doctor Derek Yach, afirmó que el enfoque de la OMS sobre el control del tabaco es “fundamentalmente erróneo”.

Explicó: “El excepcional crecimiento de los dispositivos de nueva generación ofrece a la OMS una oportunidad real de atajar el consumo de combustible de una vez por todas. Más de 100 millones de exfumadores utilizan productos de riesgo reducido y la OMS debería aprovechar la inversión masiva en el sector animando a los gobiernos a proporcionar un marco normativo incentivado que permita una mayor expansión”.

La OMS señaló que 5 mil 300 millones de personas y tres cuartas partes de los países están actualmente protegidos por al menos una medida de control del tabaco, mientras que el 50% de los países cuentan con al menos dos medidas.

La organización señaló que la prevalencia del tabaquismo en todo el mundo entre los mayores de 15 años ha disminuido, lo que calificó de “progreso alentador”.