Restaurante de Salt Bae en Londres recibe críticas brutales: “Mis evacuaciones ni siquiera fueron doradas”

“Es como IKEA, se ve bien pero la calidad es mala”, dice un comensal

Saman Javed
viernes 19 noviembre 2021 17:34
Salt Bae declares love for London, revealing his voice for first time

Un cliente que visitó el restaurante Nusr-Et de Salt Bae en Londres afirmó que solo les dieron treinta minutos para terminar su comida después de recibirla.

Desde su lanzamiento a principios de este año, el restaurante fue noticia por su menú bastante caro, que incluye un bistec tomahawk cubierto de oro a un precio de US$1.955 (£1.450) y porciones individuales de Coca-Cola por US$12 (£9).

El restaurante ha recibido solo treinta y siete opiniones en TripAdvisor, veintiuna lo calificaron como "terrible". Una persona, que cenó en el restaurante Knightsbridge hace una semana, se mostró en desacuerdo con la política del restaurante de permitir a los clientes una mesa solo durante una hora y cuarenta y cinco minutos.

El comensal, que no fue nombrado, comentó que el restaurante era "hermoso, pero eso es todo". Lo comparó con la tienda de muebles sueca IKEA, pues “se ve bien pero la calidad es mala”.

“El personal fue agradable, sin embargo, tuvimos que esperar mucho tiempo para recibir nuestro pedido de bebidas, por lo que tuve que buscar a un miembro del personal para que viniera y lo tomara”, dice la reseña.

"El bistec estaba por encima del promedio, pero no mucho más, he estado en mejores restaurantes de este tipo que no tienen ninguna reputación en comparación con la comida aquí".

La experiencia del cliente empeoró después de que sus bistecs fueron entregados sin guarniciones.

“No recibimos acompañamientos, así que le pregunté al camarero si estaban en camino, en este punto la respuesta se volvió muy corta y contundente como si hubiera cometido un error”, escribió el cliente.

"El personal vino a mitad de la comida y nos advirtió que teníamos treinta minutos (¡colocaba nuestros acompañamientos sobre la mesa cuando lo dijo!) para permitir que otros usen la mesa, ya que hay un tiempo de rotación rápido".

Al otorgar al restaurante solo una estrella tanto por la comida como por el valor, el cliente advirtió a los demás que no visitaran el establecimiento.

“No sigas las exageraciones, si quieres buena comida, hay cientos de mejores opciones de buena comida en Londres, sea cual sea tu rango de precios”, comentaron.

Otras críticas negativas del restaurante también se quejaron de un servicio lento.

Un cliente contó que se les hizo esperar treinta y cinco minutos por una mesa a pesar de haber reservado con anticipación, y otros veinte minutos para que les tomaran su pedido de bebidas.

“Estábamos furiosos en este punto porque nos dijeron que tendríamos que devolver la mesa en una hora, así que por favor, ¿podemos pedir comida con bebidas?”, comentó el cliente.

También afirmaron que el restaurante trató de cobrarles por alimentos y bebidas que no pidieron ni comieron.

“La comida era muy normal; se olvidaron de nuestra flor de cebolla, pero aun así trataron de cobrar por ella... además, trataron de cobrarnos por bebidas que nunca tomamos”, aseguraron.

El restaurante también ha recibido grandes elogios de algunos de sus clientes, quienes calificaron su experiencia como “excelente”.

Un comensal, que visitó hace dos semanas, opinó que el ambiente era "eléctrico", la comida "increíble" y el servicio "el mejor [que] ha visto".

“Sí, era muy caro, pero también lo son todos los mejores restaurantes de Londres. En verdad creo que fue un buen valor debido a la experiencia y volveré lo antes posible”, se lee en la crtítica.

“Si quieres sentir que tienes un trato increíble, esto no es para ti. Si tienes la suerte de poder comer sin preocuparte demasiado por los precios, te prometo que no te decepcionará".

The Independent se puso en contacto con Nusr-Et para obtener comentarios.