Jardinería amigable con el planeta: Cómo los pequeños cambios pueden marcar una gran diferencia

La jardinería amigable con el medio ambiente anima a las personas a trabajar con la naturaleza en lugar de contra ella

Kate Ng
lunes 20 diciembre 2021 19:28
Read in English

La RHS (Royal Horticultural Society) predijo que la “jardinería amigable con el planeta” se volverá más popular entre los jardineros en 2022.

A medida que las personas buscan disminuir su impacto en el medio ambiente, se espera que los productores ecologistas exploren formas de reducir su huella de carbono mientras cultivan un huerto y brindan microhábitats para la vida silvestre .

Aunque la jardinería a menudo se considera un pasatiempo amigable con el medio ambiente, ciertas prácticas pueden ser contaminantes y contribuir a una huella de carbono mayor de lo que algunas personas creen.

Pero antes de meter las manos en un montón de composta, ¿cómo es la jardinería amigable con el planeta y qué métodos se pueden utilizar para garantizar un jardín aún más ecológico?

¿Qué es la jardinería respetuosa con el planeta?

La jardinería amigable con el planeta o el clima es la práctica de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de los jardines y fomentar que el suelo y las plantas absorban dióxido de carbono para ayudar a reducir el calentamiento global.

Esto significa que los jardineros con conciencia ecológica deben considerar todos los aspectos de los jardines, desde los materiales utilizados en ellos hasta el impacto que tienen en el medio ambiente circundante.

Por ejemplo, usar un fertilizante sintético no solo tiene un impacto negativo en el suelo de su jardín, sino también en la atmósfera.

La producción de fertilizantes es un proceso que consume mucha energía y contribuye de forma significativa a las emisiones de gases de efecto invernadero producidas como resultado de la industria del Reino Unido.

Los pesticidas, que por lo usual son muy tóxicos, también pueden tener efectos adversos en el medio ambiente al contaminar el aire, el suelo y el agua cuando se escurren de las áreas en las que se utilizan.

La jardinería respetuosa con el medio ambiente también anima a las personas a trabajar con la naturaleza en lugar de contra ella, cultivar las plantas adecuadas que prosperarán en el espacio que se tiene, además de ahorrar dinero, tiempo y esfuerzo a largo plazo, dice la RHS.

Puedes comenzar a convertirte en un jardinero más amigable con el planeta al examinar cada actividad que realizas y hacer pequeños cambios para reducir tu impacto ambiental.

¿Cuáles son los beneficios de la jardinería amigable con el planeta?

El Reino Unido es un país amante de los jardines, lo que significa que hay muchos beneficios que se pueden obtener con una jardinería más ecológica.

La RHS dice en su sitio web que hay alrededor de 30 millones de jardineros en el Reino Unido, y el área total de los jardines del Reino Unido juntos asciende a más de medio millón de hectáreas, casi el tamaño de Norfolk, Inglaterra.

Según Gardeners World, los jardines tienen el potencial de almacenar grandes cantidades de carbono, así como de mitigar ciertos efectos de los cambios climáticos, incluido el riesgo de inundaciones, el “efecto isla de calor urbano” y la pérdida de biodiversidad.

Las plantas pueden ayudar con los riesgos de inundaciones porque retrasan el tiempo que tarda la lluvia en llegar al suelo, lo que reduce la presión de los desagües públicos. También absorben agua del suelo y la devuelven a la atmósfera, lo que permite que el suelo absorba más lluvia.

Tener un jardín en lugar de un área pavimentada también ayuda a reducir las “islas de calor urbano”, que ocurren cuando las ciudades reemplazan la tierra natural con densas concentraciones de aceras y edificios.

Esto hace que el calor aumente, lo que contribuye al calentamiento global y aumenta el riesgo de fenómenos meteorológicos extremos.

Muchas plantas también proporcionan hábitats cruciales para animales como pájaros, ardillas y erizos, así como insectos que son importantes para mantener el equilibrio en el ecosistema.

¿Cómo puedo empezar a ser un jardinero amigable con el planeta?

La RHS sugiere 10 tareas sencillas que ayudarán a iniciar el viaje para ser un jardinero más sostenible.

  1. Plantar un árbol. Los árboles ayudan a extraer carbono de la atmósfera y pueden ayudar a reducir nuestra huella de carbono.
  2. Usar agua de lluvia en las plantas. Usar un depósito de agua para recolectar el agua de lluvia o usar una regadera en lugar de una manguera puede ayudar a ahorrar millones de litros de agua.
  3. No usar musgo turba. Las turberas son el depósito de carbono más grande del mundo en tierra y proporcionan ecosistemas valiosos, por lo que es importante mantenerlo donde está: “en pantanos, no en bolsas”.
  4. Hacer su propia composta. El compostaje doméstico puede ahorrar 0,22 libras (0,1 kilogramos) de carbono fósil por cada 2 ,2 libras (1 kilogramo) de composta casera, lo que podría ahorrar alrededor de 41 libras (19 kilogramos) de carbono por jardinero, por año.
  5. Plantar, no pavimentar. La RHS dice que si 30 millones de jardineros quitaran una pavimentadora y plantaran un metro cuadrado de plantas perennes, la cantidad de carbono ahorrada sería equivalente a calentar entre 86.000 y más de un millón de hogares durante un año.
  6. Plantar para polinizadores. Cultivar plantas que animarán a las abejas, mariposas, polillas, moscas flotantes y otros polinizadores a apoyar la diversidad.
  7. Cultivar tus propias flores. Cultivar tus propias flores en lugar de comprar flores cortadas importadas puede reducir la huella de carbono.
  8. Volverse eléctrico. Cambiar las herramientas de jardín que funcionan con gasolina o diésel por herramientas eléctricas de energía verde para reducir la contaminación acústica y de carbono.
  9. Agregar tus plantas de jardín a RHS My Garden en línea. Esta herramienta de mapeo ayuda a conservar y hacer crecer la diversidad de plantas en el Reino Unido.
  10. Cultivar tus propios productos o comprar productos de origen local. Comer verduras y frutas cultivadas en tu propio jardín o en tu comunidad local puede ahorrar cantidades significativas de emisiones de gases de efecto invernadero.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in