Mujer se sorprende después de que le cobraran US$40 por “llorar” en una cita médica

“Dime que vives en Estados Unidos sin decirme que vives en Estados Unidos”

Meredith Clark
jueves 19 mayo 2022 19:06
Read in English

El tuit de una mujer se volvió viral después de que compartió una foto de la factura médica de su hermana de una visita médica reciente, en el que afirma que a su hermana le cobraron US$40 por llorar durante la cita.

Camille Johnson es una creadora de contenido de 25 años que vive en Brooklyn, Nueva York. El lunes, tuiteó una foto de la factura médica de su hermana, que desde entonces ha obtenido más de 340.000 likes y 55.000 retuits.

“Mi hermana pequeña ha estado batallando mucho últimamente con un problema de salud y finalmente pudo ver a un médico”, escribió. “Le cobraron US$40 por llorar”.

La factura médica detallada mostró que la hermana de Johnson había visitado al médico en enero, después de padecer una “enfermedad rara” y “batallar para encontrar atención” para su padecimiento. Los diversos costos de la visita al médico incluyeron una prueba de evaluación de la vista con un costo de US$20, una prueba de hemoglobina de US$15, una extracción de sangre capilar por US$30 y un examen de salud preventivo que costó US$350. Pero lo que llamó la atención de Johnson fue el cargo de US$40 por una “breve evaluación emocional/conductual”.

“Una lágrima y le cobraron US$40 sin abordar la causa de su llanto, tratar de ayudar, hacer alguna evaluación, darle alguna receta, nada”, escribió Johnson.

Una breve evaluación emocional/conductual es un examen de salud mental identificado por profesionales de la salud con el código CPT 96127. La breve evaluación detecta signos de TDAH, depresión, ansiedad, riesgo de suicidio o consumo de sustancias. A los médicos se les ha permitido cobrar por las pruebas de detección desde principios de 2015, cuando se convirtió en un mandato federal como parte de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio para ampliar los servicios de salud mental.

Sin embargo, según Johnson, su hermana no fue evaluada a pesar de que le cobraron US$40 por la evaluación. En declaraciones para The Independent, Johnson explicó que el médico del centro de salud no identificado vio a su hermana llorando y no hizo nada para ayudarla.

“No la evaluaron por depresión u otras enfermedades mentales, ni hablaron sobre su salud mental con ella”, dijo Johnson. “Ella nunca habló con un especialista, no fue referida a nadie, no le recetaron nada y no hicieron nada para ayudar con su salud mental”.

Afortunadamente, la hermana menor de Johnson tenía la cobertura del plan de seguro de su padre, que ayudó a pagar los servicios médicos. No mucha gente podría decir lo mismo.

El tuit viral ha llevado a otros usuarios de las redes sociales a compartir sus propias experiencias con cargos excesivos en sus facturas médicas, mientras que otros ofrecieron consejos y sugerencias sobre cómo negociar las facturas del hospital. En EE.UU., la atención médica pública como Medicare, o el seguro médico privado de un empleador, a menudo puede cubrir la mayoría de los servicios médicos, pero no todos, lo que provoca que los pacientes paguen el resto de la factura.

“Cuando me operaron en junio pasado para extirpar un tumor, les pregunté para qué servían los ‘servicios para mujeres’. Fue por la prueba de embarazo que administraron”, compartió una persona. “US$1.902 por orinar y que le metan un palito. Afortunadamente, casi todo quedó cubierto por el seguro, pero caramba”.

“Dime que vives en Estados Unidos sin decirme que vives en Estados Unidos”, respondió otra persona.

Un usuario de Twitter explicó cómo solían trabajar en un consultorio médico que les cobraba a los pacientes por preguntar qué medicamentos les habían recetado y lo marcaban como “conciliación de medicamentos” en su factura.

“Renuncié a ese lugar porque me sentía incómodo facturando cosas como ‘educación’ cuando era su trabajo decirle a la gente literalmente lo que estaba mal”, dijeron.

Johnson espera que compartir la factura médica de su hermana en línea pueda ayudar a cambiar la forma en que el sistema de salud de EE.UU. trata a los demás. “Necesitamos un cambio drástico en la industria de la salud y pensé que compartir una historia de la vida real en línea sería una buena manera de abrir la conversación y ayudar a abogar por el cambio”, dijo. “Realmente espero que este tuit pueda incitar a mejorar nuestro sistema de atención médica y ser una advertencia para el futuro”.

En septiembre de 2021, la factura médica de una mujer también se volvió viral en Twitter cuando le cobraron US$11 adicionales por “Emoción breve” durante la extracción de un lunar. Había recibido una prueba de detección de depresión durante un examen físico anual de rutina, pero no sabía que su seguro no cubría el cuestionario de salud mental.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in