Una enana marrón, también conocida como “estrella fallida”, se forma cuando las estrellas no pueden reunir suficiente masa para desencadenar reacciones nucleares.

Científicos descubren “estrellas fallidas” sin precedentes; viajan a una velocidad inimaginable

Las enanas marrones, como también se las conoce, se mueven diez veces más rápido de lo normal

Adam Smith@adamndsmith
jueves 08 abril 2021 23:37
Read in English

Los astrónomos han encontrado las estrellas enanas marrones más rápidas del universo conocido, girando a una velocidad tan rápida que corren el riesgo de romperse en pedazos.

Una enana marrón, también conocida como "estrella fallida", se forma cuando las estrellas no pueden reunir suficiente masa para desencadenar reacciones nucleares, que convertirían sus núcleos de hidrógeno en helio.

"Parece que nos hemos topado con un límite de velocidad en la rotación de las enanas marrones", dijo Megan Tannock, estudiante graduada de física y astronomía de la Western University que dirigió el descubrimiento.

“A pesar de las búsquedas exhaustivas, realizadas por nuestro propio equipo y otros, no se ha encontrado ninguna enana marrón que gire más rápido. De hecho, los giros más rápidos pueden hacer que una enana marrón se rompa a sí misma".

Estos tres objetos celestes (designados científicamente como 2MASS J04070752 + 1546457, 2MASS J12195156 + 3128497 y 2MASSJ03480772−6022270) giran a la asombrosa velocidad de 350 mil kilómetros por hora.

Esto es diez veces más rápido de lo normal, cuando normalmente un enano tarda diez horas en girar sobre su eje, y un 30 por ciento más rápido que el giro más rápido registrado anteriormente.

Los objetos que batieron récords fueron descubiertos por astrónomos de la Western University en Canadá, utilizando el telescopio espacial Spitzer de la NASA. Sus hallazgos fueron luego confirmados utilizando el telescopio Gemini North en Hawái y el telescopio Magellan Baade de la Institución Carnegie para la Ciencia en Chile.

Leer más: NASA revela detalles de los planes para probar “Ingenuity’” en Marte, lo que marca el primer vuelo controlado en otro planeta

Para medir el giro de las enanas, los científicos monitorearon las alteraciones en la luz emitida, causadas por el efecto Doppler, donde la luz se mueve hacia arriba o hacia abajo en el espectro de color en función de la velocidad, y lo compararon con sus movimientos utilizando un modelo de computadora.

"Las enanas marrones, como los planetas con atmósferas, pueden tener grandes tormentas meteorológicas que afectan su brillo visible", explicaron Tannock y el astrónomo Stanimir Metchev de la Western University.

"Las variaciones de brillo observadas muestran con qué frecuencia se ven las mismas tormentas cuando el objeto gira, lo que revela el período de giro de la enana marrón".

Los hallazgos de los científicos se publicarán en un próximo número de Astronomical Journal, con una preimpresión actualmente disponible.