El video que convirtió en una sensación a Salt Bae

Restaurante de Salt Bae es cerrado en Boston por violar las medidas por coronavirus

El negocio de Nusret Gökçe cerró apenas unos días después de ser inaugurado tras ser denunciado por no respetar las medidas sanitarias de la ciudad

Ellie Fry@iEllieFry
lunes 28 septiembre 2020 20:27
Read in English

Un restaurante de Boston propiedad de la sensación de Internet Salt Bae recibió la orden de cerrar por la junta de licencias de la ciudad pocos días después de su apertura.

La decisión se tomó después de que el restaurante, llamado Nusr-Et, no cumpliera repetidamente con los estándares de seguridad pública Covid-19, según la junta de licencias.

Bae, cuyo nombre real es Nusret Gökçe, se hizo famoso por un video viral que lo mostraba rociando sal de manera extravagante en un bistec. La técnica inusual hizo que se convirtiera en un meme en línea.

El chef abrió su restaurante en Boston el viernes 18 de septiembre, pero poco más de una semana después, se vio obligado a cerrar debido a "la amenaza existente e inminente para la salud pública y la seguridad pública", dijo la junta de licencias. Su licencia de alcohol también fue suspendida.

Según la declaración de la junta, los funcionarios recibieron una queja el día que abrió Nusr-Et y durante el fin de semana siguiente, alegando que el restaurante no cumplía con los requisitos de Covid-19.

Se espera que Gökçe se enfrente a la junta de licencias el martes 29 de septiembre, donde los funcionarios celebrarán dos audiencias de inspección , confirmó la ciudad.

Una de las audiencias es por una queja presentada el 18 de septiembre, el primer día del restaurante, por violar una orden estatal que prohíbe las filas fuera de los restaurantes debido al riesgo de que las personas en cola puedan propagar el Covid-19.

Se presentaron varias otras quejas relacionadas con el coronavirus en Boston 311, un sitio web donde los residentes pueden informar problemas a los funcionarios.

Una persona que informó sobre el restaurante de cortes en el sitio dijo que muchas personas, incluidos los empleados, no llevaban máscaras, afirmando que muchas mesas estaban “a solo 90 cms de distancia”.

“Cuando llegamos, no había nadie cerca del puesto del anfitrión, pero cuando salimos alrededor de las 9 pm, había entre 20 y 30 personas alrededor del puesto del anfitrión tomando selfies y socializando sin máscaras”, escribió el usuario.

Otros alegaron que había fiestas de más de seis personas cenando en el restaurante, y un usuario afirmó que "no había ninguna medida de distanciamiento social".

La segunda audiencia está relacionada con una inspección posterior el 23 de septiembre, donde los funcionarios descubrieron dos salidas de emergencia bloqueadas.

El Departamento de Servicios de Inspección de la ciudad también reprobó al restaurante por varios problemas, incluida la “evidencia de que la [persona a cargo] no está supervisando las operaciones diarias para asegurar que el establecimiento esté operando de acuerdo con el código de alimentos.

El inspector también encontró que dos refrigeradores estaban demasiado calientes mientras que la temperatura dentro de dos lavavajillas no estaba lo suficientemente alta.

Una inspección de seguimiento al día siguiente mostró que todos los problemas se habían solucionado, excepto que los lavavajillas permanecían fijos con la temperatura del agua demasiado baja.

Gökçe también ha enfrentado problemas con sus otros restaurantes, especialmente en su restaurante de Nueva York. El año pasado, fue criticado por violar potencialmente el código de salud de la ciudad que prohíbe el uso de las manos sin guantes durante la preparación de alimentos.

The Independent se ha puesto en contacto con Nusret Gökçe para conocer su postura.