The Harder They Fall: un emocionante y elegante correctivo a la gran mentira blanca sobre el Salvaje Oeste

El western de Netflix, repleto de estrellas, llena la pantalla de nuevas y magnéticas versiones de arquetipos clásicos con una banda sonora de hip hop, reggae y afrobeat

Clarisse Loughrey
viernes 22 octubre 2021 12:38

Trailer The Harder They Fall

Read in English

Dir: Jeymes Samuel. Protagonizada por: Jonathan Majors, Idris Elba, Zazie Beetz, Regina King, Delroy Lindo, Lakeith Stanfield. 15, 137 minutos.

Las correcciones históricas no suelen ser tan atractivas y elegantes como The Harder They Fall de Netflix. El trabajo que hay detrás es riguroso y desesperadamente necesario: una firme rectificación de la historia blanqueada del Oeste americano, para realinearla mejor con una realidad histórica en la que una cuarta parte de los vaqueros y jinetes de rodeo eran afrodescendientes. Se trata de un concepto erróneo ampliamente perpetuado por el propio Hollywood, donde estrellas afroamericanas como Woody Strode eran tratadas como raras excepciones en el género del western, de una manera que sólo ha empezado a cambiar en las últimas décadas. Y bajo todo ello subyace la verdad más fea de que el mito del vaquero blanco es pura propaganda de la filosofía del “destino manifiesto”, una creencia de los colonos blancos de que tenían derecho a expandirse hacia el oeste, colonizar, masacrar y destruir las comunidades nativas.

Pero la película del músico convertido en director Jeymes Samuel no se limita a recitar la historia, sino que reescribe la iconografía. Aunque los nombres de sus personajes están tomados de figuras de la vida real -Nat Love, Stagecoach Mary, Rufus Buck, etc.- la historia es pura fantasía del oeste. Nat (Jonathan Majors) emprende una misión de venganza contra el hombre, Rufus (Idris Elba), que asesinó a su familia cuando Nat era sólo un niño y le grabó una cruz en su carne como eterno recuerdo del crimen. Hay héroes: Mary (Zazie Beetz), Bass Reeves (Delroy Lindo), Jim Beckwourth (RJ Cyler). Y hay villanos: Trudy Smith (Regina King) y Cherokee Bill (Lakeith Stanfield) -aunque los villanos no pueden ser tan malos, ya que tienen un aspecto muy agradable y gritarán “m*** sin escrúpulos” cuando lo vean.

El guión de Samuel y Boaz Yakin encaja perfectamente estos personajes en los grandes arquetipos del género: el advenedizo, el romántico, la damisela, el poeta que dispara. Ese nivel de ficcionalización tiene sus inconvenientes: la película borra la herencia indígena de varios de estos forajidos de la vida real, excepto en el caso de Bill y su única línea de desecho hablada en lengua cherokee. Sin embargo, estos personajes están tan electrificantemente habitados por un reparto de magnetismo universal, de estrella de cine. Incluso Majors, que sería considerado un novato en comparación con sus compañeros de reparto, se aleja de sus papeles en The Last Black Man in San Francisco, Lovecraft Country y Loki y llega aquí rezumando más confianza de protagonista que nunca.

Estos actores son el verdadero corazón de The Harder They Fall. Se sienten tan gigantes en la pantalla, tan intocables, que da la sensación de que ellos solos podrían forjar nuevas leyendas para Nat Love o Rufus Buck y colocarlos finalmente en un pedestal cultural tan alto como Billy the Kid o El Llanero Solitario, un personaje basado en Bass Reeves pero interpretado por un actor blanco. Samuel trabaja en el lenguaje de la iconografía: la figura solitaria a caballo, desafiante en las vías del tren. Manos envueltas en pistolas doradas. La sangre carmesí mojando un pañuelo de seda. Los propios personajes parecen ser conscientes del peso del legado, ya que se jactan de quién tiene el desenfunde más rápido o la reputación más denostada.

Leer más: “Eres un buen chico y tienes una oportunidad”: Pareja afroamericana perdona al hombre que atacó su casa

La película es una ampliación del cortometraje de Samuel de 2013 They Die by Dawn, protagonizado por Erykah Badu y el fallecido Michael K Williams, que a su vez surgió de su álbum de estudio They Die by Dawn & Other Short Stories, producido bajo el nombre artístico de The Bullitts. The Harder They Fall, que está producida por Jay-Z, se inspira en esos antecedentes musicales a través de la banda sonora de Samuel, basada en el hip hop, el reggae y el afrobeat. Todas las decisiones estéticas parecen cuidadosamente tomadas, incluso las ciudades fronterizas pintadas con colores brillantes (la elección históricamente precisa), que contrastan con una “ciudad blanca” literal, en todos los sentidos de la frase. Eso es lo que hace que The Harder They Fall sea tan emocionante: es una película que existe en el pasado, el presente y el futuro, todo al mismo tiempo.