Star Wars: Resuelven conflicto argumental de Yoda en The Empire Strikes Back

Nuevo libro aclara queja de los fanáticos

Louis Chilton
miércoles 06 enero 2021 01:27
Empire Strikes Back 'there is another' Yoda scene
Read in English

Un agujero en la trama presente en Star Wars: The Empire Strikes Back que involucra al maestro Jedi Yoda y R2-D2 se ha explicado oficialmente.

En la segunda entrega de la exitosa franquicia de ciencia ficción de George Lucas, Luke Skywalker (Mark Hamill) y su droide, R2-D2, visitan a Yoda en el planeta Dagobah para que pueda entrenar para ser un Jedi.

Sin embargo, aunque Yoda actúa como si nunca antes hubiera conocido a R2-D2, la trilogía de la precuela de Star Wars, lanzada décadas después, reveló que Yoda ya conocía al famoso droide astromecánico.

Muchos fanáticos de Star Wars habían señalado el agujero de la trama en las redes sociales y la franquicia había dejado hasta ahora el asunto sin explicar. La razón más evidente es que Lucas aún no había desarrollado sus ideas para la serie de precuelas cuando se estaba creando Empire.

Sin embargo, una nueva novela, titulada “From a Certain Point of View: The Empire Strikes Back”, coescrita por Seth Dickinson, Hank Green, RF Kuang, Martha Wells y Kiersten White, ofrece una explicación oficial del encuentro en Dagobah.

Un capítulo llamado "La primera lección" explica que Yoda, de hecho, reconoció al droide, pero decidió permanecer en silencio.

“Cuidadosamente moviéndose entre el pantano mientras permanecía debajo de la neblina, Yoda vislumbró al chico y su droide desempacando sus pertenencias”.

“Incluso cuando el droide estaba cubierto de algas, suciedad y fluido estomacal, su apariencia y sonidos familiares eran aún reconocibles. Por supuesto, el chico tenía al antiguo droide de Anakin con él. Aquellos ciclos de destino no sorprendieron más al Jedi de 900 años”.

Luke Skywalker reapareció recientemente en el final de la segunda temporada del spin-off de Star Wars de Disney +, The Mandalorian, en una escena que fue ampliamente elogiada por los fanáticos.