¿Qué hay detrás del ‘Martes 13’ y otras supersticiones populares de América Latina?

A pesar de que no existe algún fundamento científico, la gente ha instaurado algunas creencias populares como augurios de mala suerte e, inclusive, relacionados a la muerte

¡Top 20 Mitos CONFIRMADOS por los MYTHBUSTERS!

Hoy es martes 13 y, quizás para muchos, sea un presagio de mala suerte, ya que un dicho popular mexicano reza para este día: “No te cases ni te embarques”. A pesar de que no existe algún fundamento científico, la gente ha instaurado esta y otras creencias como augurios de infortunio e, inclusive, relacionados a la muerte.

Cabe mencionar que, muchos edificios residenciales, hoteles y hospitales en América Latina no cuentan con el piso número 13, ni habitaciones con el mismo distintivo numérico. Algunos grupos musicales también han evitado colocar canciones con el número 13 en sus álbumes y algunas líneas aéreas tampoco incluyen la fila 13 en sus aviones.

Para entender el por qué de esta creencia, hay que remontarse a la antigua Grecia. Según la mitología, Tifón –el dios de los vientos huracanados– nació un día martes; asimismo, ese día de la semana cayó Constantinopla; y según la Biblia, fue un día martes cuando ocurrió la confusión de lenguas de la Torre de Babel.

Desde la antigüedad, el número 13 es considerado de mal augurio, ya que en la Última Cena de Jesucristo, estaban presentes 12 apóstoles y Judas, quien traicionó a Jesús, era considerado como el número 13. Asimismo, en el Apocalipsis inscrito en la Biblia, en el capítulo 13 se describe al ‘Anticristo’; y en el tarot, la carta número 13, se refiere a la muerte.

Otras supersticiones

Además del ‘Martes 13’, existen otras creencias populares que, presuntamente, son indicios de mala suerte. Por ejemplo: Romper un espejo. Según los antiguos romanos, los espejos contenían trozos de su alma, por lo que romper uno de ellos, condenaría a su alma a siete años de mala suerte.

Pero, quizás la más común de ellas, es la que versa en torno al cruce fortuito de un gato negro en el camino de alguien. A pesar de que los animales domésticos fueron considerados por mucho tiempo como presagios de buena suerte, en la Edad Media se les asoció fuertemente con la brujería y los demonios.

Cruzar los dedos como símbolo de buena suerte. Durante la época precristiana, se utilizó esta seña que, actualmente forma parte de los emoticones más populares de redes sociales, como símbolo de poder y unidad. Se tiene conocimiento que, cuando alguien cruzaba los dedos, tenía intenciones de pedir un deseo positivo.

Caminar bajo una escalera es un presagio de mala suerte. Durante la época medieval, las escaleras estuvieron fuertemente asociadas a la horca, donde el alto poder ajusticiaba a la gente. Según la creencia popular, si una persona caminaba debajo de una escalera, estaba firmando su sentencia con la muerte.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

By clicking ‘Create my account’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in