Enlace

HBO Max estrena filme sobre necesidad de reforma policial en EE.UU.

La película “The Killing of Kenneth Chamberlain”, producida por Morgan Freeman, muestra la discriminación contra las minorías en el sistema judicial, escribe Maria Luisa Arredondo

jueves 18 noviembre 2021 20:04
<p>El actor Frankie Faison como Kenneth Chamberlain.</p>

El actor Frankie Faison como Kenneth Chamberlain.

El 19 de noviembre de 2011 a las 5:22 a.m., Kenneth Chamberlain, un veterano de guerra negro que sufría trastornos mentales y padecía del corazón, activó por accidente su dispositivo para emergencias médicas. La compañía que prestaba el servicio para asistirlo envió a un grupo de policías para verificar su estado de salud. Temeroso de que lo fueran a matar, Chamberlain se negó a dejarlos entrar, lo que causó un enfrentamiento que terminó con su vida, a las 7:00 a.m. de ese día.

La familia de Chamberlain interpuso una demanda contra los agentes que asesinaron a tiros al veterano de 68 años, luego de agredirlo con insultos raciales y de entrar a la fuerza a su apartamento. Sin embargo, en 2012 un gran jurado se negó a presentar cargos criminales contra los policías.

Los trágicos hechos, que tuvieron lugar en White Plains, New York, no atrajeron la atención de la prensa nacional. Pero inspiraron al cineasta David Midell a escribir el guión y a dirigir el filme “The Killing of Kenneth Chamberlain” que relata de manera detallada y basada en la realidad los últimos minutos en la vida del veterano de guerra.

El filme, producido por el conocido y laureado actor, Morgan Freeman, debutará en HBO Max el viernes 19 de noviembre para conmemorar el décimo aniversario de la muerte de Kenneth Chamberlain.

Participación de Morgan Freeman

Freeman, quien también es presidente de la firma Revelations Entertainment, asegura que decidió apoyar esta película después de verla. “Se trata de una historia real que muestra de manera muy clara que, muchas veces, no es necesario llamar a la policía porque se provocan tragedias. Esto nos habla de la gran necesidad de reentrenar a la policía”, dijo en el programa “The Reidout “, de MSNBC.

Kenneth Chamberlain Jr., hijo del veterano asesinado, coincide con Freeman. “La tragedia que terminó con la vida de mi padre es un ejemplo de que con frecuencia la policía, en lugar de controlar una situación violenta, hace que ésta escale. Mi padre no era un criminal, pero los agentes que llegaron a su apartamento lo trataron como si fuera un sospechoso, cuando en realidad era solo una persona enferma”, dijo en ese mismo programa.

Aunque la película se estrena en momentos en que muchos apoyan la idea de quitarle fondos a las agencias policiales por los numerosos casos de brutalidad en que han incurrido, sobre todo contra las minorías, ni Freeman ni Chamberlain son partidarios de esta propuesta. Ambos han subrayado que solo están a favor de una reforma policiaca.

El director David Midell opina que la película no busca tomar partido sino solo presentar los hechos. “Para escribir el guión me basé en todas las grabaciones que están a disposición del público sobre lo ocurrido durante el enfrentamiento entre Kenneth Chamberlain y la policía. Lo que resulta claro es que los agentes involucrados no estaban entrenados para manejar una situación de crisis. No supieron cómo bajar la tensión, por el contrario, contribuyeron a que escalara con un desenlace fatal”, dijo a este medio.

Necesidad de combatir estereotipos

Midell agrega que es también muy importante entrenar a la policía contra los estereotipos que predominan en la sociedad. “Es común que los agentes asocien a las minorías o a quienes sufren de enfermedades mentales o de pobreza extrema con criminales”.

El director subraya que se interesó en abordar el caso de Kenneth Chamberlain por el trabajo que ha desempeñado como maestro de educación especial para personas con discapacidades mentales y porque él es autista. “Me interesa contar historias que plantean la pregunta de cómo tratamos a las personas más vulnerables de nuestra sociedad, en particular a quienes tienen problemas de salud mental”.

El elenco de la película está encabezado por el prestigioso actor Frankie Faison, nominado a un premio Tony. Es muy conocido por su participación en cintas como “The Wire”, “The Silence of the Lambs” y “The Rich Man’s Wife”. Quienes han tenido oportunidad de ver su interpretación como Kenneth Chamberlain opinan que es la mejor de su carrera. Algunas revistas especializadas en cine, como “Variety”, opinan que podría ser candidato al Oscar.

Faison dice que, desde que leyó el guión, se sintió atraído hacia el personaje de Kenneth Chamberlain. “Me sentí identificado con él desde un principio. Aunque es la historia de un hombre negro, tiene muchas ramificaciones políticas y sociales, es algo que le puede suceder a cualquiera”, ha dicho en varias entrevistas de prensa, entre ellas BNC News.

La película se estrenó ya en salas selectas del país el pasado septiembre y ha ganado 11 premios en los festivales de cine independiente donde se ha presentado, entre ellos el de Austin. De acuerdo con Christy Lemire, de RogerEbert.com, es una de las mejores 10 cintas de 2020.

Midell, por su parte, fue nominado recientemente al premio “Someone to Watch” en la ceremonia de Spirit Awards de 2021 que rinde homenaje a los cineastas “cuya visión singular no ha recibido todavía un reconocimiento apropiado”.