ENCUESTA AP: Racismo y abuso policial en EEUU, graves

ENCUESTA AP: la mayoría de los estadounidenses consideran que el racismo y la violencia policial son problemas graves en la nación

AP Noticias
viernes 21 mayo 2021 15:15
EEUU-RACISMO Y POLICIA
EEUU-RACISMO Y POLICIA

Un año después de que el asesinato de George Floyd por un policía blanco generó protestas y un ajuste de cuentas con las acciones racistas, la mayoría de los estadounidenses consideran que el racismo y la violencia policial son problemas graves en la nación, pero relativamente pocos creen que la atención prestada el año pasado a estos problemas ha redundado en cambios positivos.

Una encuesta de The Associated Press-NORC Center for Public Affairs Research revela que más estadounidenses que antes de la muerte de Floyd consideran que el abuso policial es un problema grave y la mitad cree que el sistema judicial es demasiado benigno con los agentes que causan daños durante su trabajo. Seis de cada 10 estadounidenses sostienen que el racismo en el país es un problema muy grave o extremadamente grave, un porcentaje similar al que dio la misma respuesta el año pasado.

Pero la mitad de los encuestados —y seis de cada 10 estadounidenses negros— dicen que la condena del agente Derek Chauvin por el asesinato de Floyd no ha alterado su nivel de confianza en el sistema de justicia penal. Chauvin, un exagente de la policía de Minneapolis fue declarado culpable de homicidio en un juicio estatal por la muerte de Floyd. Un jurado federal de instrucción acusó a Chauvin y otros tres agentes implicados en el arresto de Floyd después de que se realizó la encuesta.

“El racismo es un componente medular de la vida estadounidense y domina ciertas relaciones entre estadounidenses blancos y negros en formas que no veo que cambiarán en el futuro próximo o distante”, dijo Kyle T. Mays, profesor adjunto de estudios afroestadounidenses e indígenas en la Universidad de California en Los Ángeles

La encuesta AP-NORC reveló un cambio en la forma en la que se veía la violencia policial y la injusticia hacia los estadounidenses negros en junio, semanas después del asesinato de Floyd. En 2019, apenas el 36% de los encuestados consideraba la violencia policial un problema extremadamente grave o muy grave. Después de la muerte de Floyd, la cifra aumentó a 48% y ahora es de 45%. Seis de cada 10 dicen que es más probable que la policía emplee la violencia letal contra una persona negra que una blanca.

La abrumadora mayoría de los estadounidenses negros, el 77%, dice que la violencia policial es un problema muy grave, comparado con el 35% de los blancos. Entre los encuestados blancos, la proporción de los que dicen que la violencia policial no es un problema grave aumentó de 26% en junio a 36% en la actualidad, un porcentaje similar al de 2019, antes del asesinato de Floyd.

La brecha partidista también se ha ampliado desde junio. Entre los demócratas, siete de cada 10 dicen que la violencia policial es un problema muy grave. Entre los republicanos, el 58% dice que no es un problema grave, comparado con el 44% en junio de 2020.

La mayoría de los estadounidenses sigue estando a favor de que se apliquen cambios sustanciales en el sistema de justicia penal. El 25% dice que requiere una reforma total y el 43% que necesita grandes cambios. Otro 27% dice que necesita cambios menores y el 4% dice que no necesita cambio alguno. Los estadounidenses negros son los que más abogan por cambios grandes.

Relativamente pocos encuestados, el 24%, dicen que la atención prestada a la violencia policial contra los estadounidenses negros ha provocado cambios positivos, mientras el 31% dice que ha provocado cambios negativos y el 44% dice que no ha habido cambios. Entre los estadounidenses negros, el 54% dice que no ha habido cambios, mientras que el resto está dividido por igual entre los cambios para bien o para mal.

___

La encuesta AP-NORC de 1.842 adultos se realizó del 29 de abril al 3 de mayo con una muestra del panel probabilístico AmeriSpeak de NORC, diseñado para ser representativo de la población. El margen de error es de más/menos 3,2 puntos porcentuales.