El hospital donde nació la hija de Meghan Markle y el príncipe Harry fue fundado por mujeres en 1888

Lilibet Diana Mountbatten-Windsor llegó al Santa Barbara Cottage Hospital

Alice Hutton
lunes 07 junio 2021 14:07
Los Duques de Sussex reciben decenas de felicitaciones por el nacimiento de su hija
Read in English

La hija del príncipe Harry y Meghan Markle nació en un hospital californiano fundado por 50 mujeres hace más de 130 años, que viene equipado con “servicio de habitaciones y jacuzzi”.

El viernes 4 de junio el Hospital Santa Bárbara Cottage, a unas dos horas de Los Ángeles, dio la bienvenida a Lilibet “Lili” Diana Mountbatten-Windsor, bautizada en honor a su bisabuela, la Reina, de 95 años, cuyo apodo en la infancia era Lilibet, y a su abuela, la fallecida princesa Diana.

Llegó a las 11:40 horas del 4 de junio con un peso de 2.5 kilos.

El centro fue inaugurado en 1888 por 50 mujeres que “reconocieron que ya era hora de que la creciente comunidad tuviera un hospital”, y en la actualidad es un hospital de agudos con 450 camas y un centro de traumatología.

En la actualidad, el hospital, que fue reconstruido en 2012 en estilo colonial español y está a 10 minutos en coche de la casa de la pareja en Montecito, acoge a unos 2,400 bebés al año en uno de los barrios más estelares, con Oprah Winfrey, Jennifer López y Tom Cruise, según se dice, viviendo allí.

En su página web presume de haber sido votado recientemente como “uno de los hospitales más bonitos” de Estados Unidos, “con obras de arte de artistas locales decorando los pasillos, parece más un hogar que un hospital”.

Cada habitación está equipada con wifi, televisión, “tentempiés de nuestra despensa”, comidas “de menú, como el servicio de habitaciones” y un “jacuzzi”, según su página web y su vídeo de visita online.

Leer más: El significado del nombre de la hija del príncipe Harry y Meghan Markle

El vídeo señala: “Nuestras bañeras de hidromasaje son una forma fantástica de ofrecer comodidad y masaje durante el parto”, pero “no están autorizadas para dar a luz”.

Y añade: “Cada una de las salas de parto tiene un sillón reclinable, una mecedora y un sofá para complementar [sic] la cama de parto con un generoso número de almohadas para mayor comodidad”.

Aunque el coste varía de un hospital a otro, un estudio de la Universidad de California en San Francisco reveló que la mayoría de las mujeres pagaban entre 3,296 y 37,227 dólares (2,327 libras) por un parto natural sin complicaciones, y que los costes se elevaban a 71,000 dólares (50,138 libras) por una cesárea.

En el Hospital Cottage, una lista de precios indica que un “parto en fase cuatro” y la recuperación cuestan 10,077 dólares, con añadidos como la epidural que cuestan 1,421 dólares.

En cambio, el primer hijo de la pareja, Archie, nació en el Portland de Londres, una de las principales maternidades privadas del Reino Unido, donde los costes oscilan entre las 6,760 libras para los partos naturales y las 8,110 libras para las cesáreas.

Es conocido por atraer a madres famosas, ya que Victoria Beckham y Kate Winslet también dieron a luz allí, así como la princesa Eugenie, y un menú de lujo que incluye tés con crema y langosta.

Un comunicado publicado en la página web de la pareja, Archewell, tras el nacimiento de su hija, decía: “El 4 de junio fuimos bendecidos con la llegada de nuestra hija, Lili”.

“Ella es más de lo que podríamos haber imaginado, y seguimos agradecidos por el amor y las oraciones que hemos sentido desde todo el mundo”.

“Gracias por su continua amabilidad y apoyo durante este momento tan especial para nuestra familia”.

La nueva llegada es el undécimo bisnieto de la Reina, que se une a su hermano mayor Archie y a los hijos del Príncipe Guillermo, Jorge, Carlota y Luis, y llega poco después de la pérdida de su marido el Duque de Edimburgo.

La Duquesa había anunciado su embarazo el 14 de febrero de 2021, tras revelar que había sufrido un aborto espontáneo un año después del nacimiento de Archie.