Príncipe Guillermo sale en defensa de la familia real tras las acusaciones de racismo

“No somos una familia racista”, dijo el duque de Cambridge en respuesta a una pregunta

Kate Ng
sábado 13 marzo 2021 20:01

William y la duquesa de Cambridge fueron vistos en público por primera vez desde la entrevista del jueves durante una visita a una escuela en el este de Londres.

Read in English

Según informes, la reina y el príncipe Carlos respaldaron al príncipe Guillermo después de que defendiera a la familia real contra las acusaciones de racismo formuladas por el duque y la duquesa de Sussex.

William se convirtió en el primer miembro de la familia en hablar tras la entrevista sin precedentes del príncipe Harry y Meghan Markle con Oprah Winfrey, que se emitió en el Reino Unido a principios de esta semana.

El duque de Cambridge también reveló que aún no había hablado con su hermano desde la entrevista, pero dijo que "lo hará".

Harry le dijo a Winfrey que la relación de los hermanos era ahora una de "espacio", pero esperaba que el tiempo "curara todas las cosas".

Fuentes citadas por The Mirror dijeron que William y Harry, a pesar de no haber hablado durante meses, estaban preparados para "poner un frente unido" a finales de este año cuando una estatua de su madre Diana se develará en el Palacio de Kensington el 1 de julio.

Una fuente dijo al periódico que las "tensiones" entre los hermanos eran "indudablemente altas", pero entendieron la importancia de dejar "a un lado las diferencias para la ceremonia".

William y la duquesa de Cambridge fueron vistos en público por primera vez desde la entrevista del jueves durante una visita a una escuela en el este de Londres para marcar el regreso de los niños a las aulas esta semana y para apoyar un servicio de salud mental para jóvenes.

Leer más: Candace Owens: Meghan Markle no es lo suficientemente negra como para sentirse víctima de racismo

Cuando un periodista le preguntó si había hablado con Harry desde la entrevista, William respondió: "Todavía no he hablado con él, pero lo haré".

Luego se le preguntó si la familia real era racista, a lo que dijo: "No somos una familia racista".

Se produce después de que Harry y Meghan le dijeron a Winfrey que un miembro de la familia había expresado "preocupaciones" sobre el color de la piel de Archie cuando naciera.

El Palacio de Buckingham emitió un comunicado en nombre de la Reina el martes en el que decía que la familia real estaba triste al conocer "el alcance total de cuán desafiantes han sido los últimos años para Harry y Meghan".

Continuó: “Las cuestiones planteadas, en particular la raza, son preocupantes. Si bien algunos recuerdos pueden variar, se toman muy en serio y la familia se ocupará de ellos en privado".