Dirty Dancing: resurge video de la prueba de pantalla de Patrick Swayze y Jennifer Grey

Duo hizo historia en la película de danza de 1987

Clémence Michallon
martes 15 junio 2021 17:51
Patrick Swayze 'Dirty Dancing'
Read in English

Un clip nostálgico de la prueba de pantalla de Jennifer Gray y Patrick Swayze para Dirty Dancing ha resurgido.

El video fue filmado durante la fase de desarrollo del clásico de 1987, presumiblemente para medir la química en pantalla de Swayze y Grey.

La secuencia fue incluso objeto de una verificación de datos por parte de Snopes durante el fin de semana, que llegó a la conclusión de que el clip popular en línea de la prueba de pantalla parecía ser auténtico.

Lionsgate, el distribuidor de la película, compartió una versión del video en YouTube el año pasado. Se puede ver a Swayze y Gray practicando levantamientos, y Swayze le indica a Gray que levante su pecho para que la posición no lastime sus costillas.

"Me duelen las costillas", responde Gray, provocando risas en el resto del equipo.

Se puede escuchar una voz que narra sobre Gray y Swayze: "No podrías haber elegido a dos personas mejor para contar la historia de Dirty Dancing en términos de su química juntos".

Dirty Dancing fue lanzado en agosto de 1987 en los Estados Unidos y en octubre de ese año en el Reino Unido. Dirigida por Emile Ardolino, la película se ha ganado un culto de seguidores y ganó el Premio de la Academia a la Mejor Canción Original en 1988 por "(I've Had) The Time of My Life", que se usa durante el último baile de Swayze y Grey.

Leer más: ¿Marilyn Monroe como Holly Golightly? ¿Trevor Howard como 007? Estas películas pudieron ser muy diferentes

Swayze murió de cáncer en 2009 a la edad de 57 años. En sus memorias, The Time of My Life, que se publicó póstumamente el año de su muerte, escribió sobre el proceso de audición que atravesaron Gray y él para Dirty Dancing.

“Para la segunda audición, Jennifer Gray y yo fuimos a bailar para la escritora Eleanor Bergstein, el coreógrafo Kenny Ortega y Emile Ardolino”, escribió. “... Levanté a [Gray], posó hermosamente, y la bajé lentamente al suelo, con los ojos fijos el uno en el otro. Fue un momento encantador y muy sexy. La habitación estaba absolutamente en silencio, todos nos miraban".