Rafael Nadal supera errores y vence a Ricardas Berankis para llegar a la tercera ronda de Wimbledon

Nadal volvió de un retraso de 50 minutos por la lluvia en el cuarto set para cerrar una victoria por 6-4, 6-4, 4-6, 6-3

<p>Rafael Nadal logró su 16ª victoria consecutiva en un Grand Slam</p>

Rafael Nadal logró su 16ª victoria consecutiva en un Grand Slam

Read in English

Al final ambos resultados contaron igual, pero mientras Novak Djokovic realizó una exhibición casi impecable para avanzar el miércoles, Rafael Nadal fue más selectivo al encontrar su mejor forma para derrotar a Ricardas Berankis en la cancha central y avanzar a la tercera ronda de Wimbledon.

A medida que los contendientes de la mitad del sorteo de Nadal caen, la comparación con Djokovic y el nivel que casi con seguridad se requerirá para ganar la tercera etapa del grand slam del calendario han quedado claros. Pero, para un jugador cuyo año se ha definido por redescubrir la cima de sus poderes, esta fue una actuación muy alejada de las clásicas del bicampeón de Wimbledon.

Un 6-4 6-4 4-6 6-3 contra el número 109 del mundo, Berankis, se definió en su mayor parte por los golpes erráticos y los errores no forzados del español. Se estableció una ventaja de dos sets a pesar de que Nadal estuvo lejos de su mejor nivel, y el jugador de 36 años evitó lo que podría haberse convertido en una noche incómoda, solo porque despertó en los momentos importantes y por la gracia salvadora de Berankis, que batalló inicialmente en esta ocasión.

El lituano, que no ha pasado de la segunda ronda en Wimbledon en nueve intentos, se conformó con un merecido tercer set, pero su rebeldía en la cancha central no duró mucho. Nadal rompió el saque de Berankis en el primer juego del cuarto y, aunque lo inevitable se pospuso por lo que resultó ser un largo retraso de 50 minutos por la lluvia mientras se cerraba el techo, se resolvió rápidamente en poco más de tres horas.

Un lugar en la tercera ronda y un partido contra Lorenzo Sonego resulta un refugio seguro después de la vacilación de los intercambios iniciales. Al principio del segundo set, los errores no forzados de Nadal superaban en número a sus ganadores por 21 a 7. El golpe de derecha con efecto batalló para encontrar su arco y hubo algunos murmullos en la cancha central cuando los golpes de fondo quedaron fuera de juego.

Berankis tuvo sus oportunidades, pero se debilitó en los puntos importantes. Cuando el jugador de 32 años salió a servir con 4-5, hubo una sensación de inevitabilidad de que Nadal rompiera el set inicial después de que Berankis cometiera una costosa doble falta en el 15-30. Fue un set que Nadal tuvo la suerte de ganar y Berankis tuvo más oportunidades en el segundo, ya que se llevó el primer break. La puerta se abrió para Berankis a medida que aumentaban los errores de Nadal, pero fue incapaz de aprovecharlos.

Nadal se sobrepuso a un comienzo accidentado en la cancha central

Finalmente, Nadal frenó el goteo de errores y encontró los ganadores angulados para volver a romper el saque en el 12º juego. Los gruñidos de Nadal indicaban que estaba empezando a golpear bolas más limpias de revés y eso provocó una mejora de Berankis, como suele ocurrir cuando un jugador poco conocido se adapta al escenario y se da cuenta de que no tiene nada que perder.

Berankis, que empezaba a enfrentarse a Nadal golpe a golpe, rompió en el primer juego del tercero y una volea milagrosa en la red, seguida de dos golpes ganadores, le aseguró una importante ventaja de 5-3. Sirvió de forma impresionante para superar al español, mientras Nadal acechaba y arañaba la puerta.

Por un momento, a pesar de que Nadal ya había solucionado el equilibrio entre los ganadores y los errores, parecía que había logrado el desafío que lo amenazaba desde su accidentado comienzo del partido. Pero con dos ganadores rotos a cada lado de Nadal, la tarea se volvió mucho más sencilla. Un Berankis que se mostraba fresco y tenso, respondió con un revés largo desde la línea de fondo para romper el servicio.

Un partido que comenzó bajo el cálido sol de la tarde terminó bajo el techo, un proceso que se alargó inexplicablemente. Berankis continuó siendo una amenaza en los últimos momentos, lo que provocó un último esfuerzo de Nadal para igualar su nuevo y agresivo golpeo desde la línea de fondo. Bajo el techo, la pelota fue golpeada con mayor precisión por ambos. Berankis lanzó una advertencia con un ganador limpio, pero Nadal lo cerró con tres aces.

Su reacción fue de alivio y le dedicó un saludo agradecido a la multitud. En general, el nivel tendrá que ser más alto que este. Nadal lo sabrá, pero seguirá eligiendo los momentos para hacerlo.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

By clicking ‘Create my account’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in