Robert Shook: Sexta persona muere tras tiroteo masivo en Rock Hill

Se cree que el jugador de la NFL, Phillip Adams abrió fuego contra la casa de un conocido médico local

Harriet Sinclair
lunes 12 abril 2021 01:33
Biden anuncia órdenes ejecutivas sobre control de armas
Read in English

Una sexta persona murió luego de un tiroteo en Carolina del Sur en el que se cree que el ex jugador de la NFL, Phillip Adams abrió fuego afuera de una casa en Rock Hill antes de suicidarse.

Robert Shook, de 38 años, había sido trasladado al hospital después del tiroteo, pero se confirmó que murió el sábado.

El padre de tres fue descrito como un esposo devoto, y su primo le dijo a un medio de comunicación que esperaban un milagro después del ataque.

"El jueves por la noche estaba estable y teníamos más esperanza", dijo Heather Thompson a WBTV. “Pero le dispararon seis veces, así que sabíamos que era una situación precaria. El viernes volvió a ser difícil. Murió con su familia cerca a su alrededor el sábado a las 4:00 p.m”.

“Pensé que podríamos tener un milagro. Resulta que no es eso lo que pasó. Pero toda la familia Shook quiere agradecer a todos. Hemos sentido un inmenso amor y oraciones de todo el mundo. Gracias. Sentimos el apoyo, aunque este no es el resultado que queríamos”.

También entre las víctimas del tiroteo masivo se encontraban el conocido médico local Robert Lesslie y su esposa Barbara, así como sus dos nietos, Adah Lesslie, de 9, y Noah Lesslie, de 5 años. Una quinta víctima fue nombrada como James Lewis, de 38, un técnico de aire acondicionado que trabajaba en la casa del doctor Lesslie junto a Shook.

Leer más: Phillip Adams: El ex-jugador de la NFL es identificado como el autor que mató a un reconocido doctor y a sus nietos

El padre del ex jugador de la NFL le dijo a WCNC que su hijo era un paciente anterior del Doctor Lesslie, y también le explicó al medio que Adams había sufrido una serie de conmociones cerebrales mientras jugaba al fútbol y que el juego "lo arruinó".

El cerebro del atleta está siendo examinado en busca de signos de enfermedad degenerativa que podrían haber tenido un impacto en su comportamiento, informó The Daily Mail.

La hermana del sospechoso, Lauren Adams, le dijo a USA Today: “Hubo un comportamiento inusual... Definitivamente notamos signos de enfermedad mental que eran extremadamente preocupantes, que no era como lo habíamos visto nunca... No era un monstruo. Estaba luchando con su salud mental”.