Tokio 2020: Las primeras Olimpiadas con “carbono negativo”

El desarrollo sostenible es una de las principales prioridades para los organizadores de los Juegos Olímpicos

Kate Ng
viernes 23 julio 2021 21:57
5 hechos sobre los Juegos Olímpicos
Read in English

Los Juegos Olímpicos comienzan este viernes después de haberse retrasado un año debido a la pandemia, y todos los ojos están puestos en Tokio, donde se celebran los juegos.

Como uno de los eventos deportivos más grandes del mundo, el desarrollo sostenible se ha convertido en una de las principales prioridades del Comité Olímpico Internacional (COI) en los últimos años.

Los juegos de este año se centran en la sostenibilidad, y los organizadores se comprometieron a "ofrecer juegos sostenibles y mostrar modelos de soluciones a desafíos de sostenibilidad global para las personas en Japón y en todo el mundo".

Semanas antes del evento, los organizadores compraron el 150 por ciento de los créditos de carbono necesarios para compensar las emisiones de gases de efecto invernadero de los juegos, que dicen que los convertirán en “los primeros Juegos Olímpicos negativos en carbono”.

Yuki Arata, director senior de sostenibilidad del Comité Organizador de Tokio, declaró: "Desde el principio, Tokio 2020 se ha dedicado a aprovechar las oportunidades que brinda la organización de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos para ayudar a construir una sociedad más sostenible".

Aquí están todas las otras formas en que los Juegos Olímpicos de Tokio están logrando sus objetivos de sostenibilidad:

Sedes

Las ciudades anfitrionas suelen ser conocidas por construir nuevos lugares en anticipación a los juegos, pero Tokio ha optado por utilizar 25 lugares existentes que se construyeron cuando la ciudad fue sede del evento por última vez en 1964.

Muchos de los lugares existentes se han modernizado con tecnologías de construcción avanzadas para reducir el consumo de energía. Solo se construyeron ocho nuevos lugares desde cero, mientras que otros 10 son estructuras temporales diseñadas para minimizar los costos de construcción y el uso de energía. En total, hay 43 sedes olímpicas y paralímpicas.

Leer más: Los mejores momentos de la moda en la ceremonia de apertura de Tokio 2020

Materiales reciclados

Las 5 mil medallas olímpicas y paralímpicas se han fabricado con metales recuperados de casi 79 mil toneladas de teléfonos inteligentes y otros dispositivos electrónicos donados por el público japonés.

La antorcha olímpica también se produjo a partir de desechos de aluminio de viviendas temporales construidas después del terremoto de 2011. Los portadores de la antorcha que llevaban la llama en el relevo del fuego olímpico vestían camisetas y pantalones hechos con botellas de plástico recicladas de Coca-Cola.

Incluso los podios para los medallistas se han creado a partir de residuos plásticos reciclados.

Según los organizadores, el 99 por ciento de todos los bienes adquiridos para los juegos se reutilizarán o reciclarán, incluida la madera utilizada para construir la Plaza de la Villa Olímpica del atleta, que se devolverá a las comunidades para su reutilización.

Los 18 mil atletas que participan en los juegos dormirán en camas hechas de cartón reciclado, que pueden soportar hasta 200 kg. Los colchones se pueden reciclar posteriormente en productos de plástico.

Los organizadores también han tomado la decisión de contratar gran parte del equipo en lugar de comprarlo, con el objetivo de devolverlo para reutilizarlo una vez finalicen los juegos. Se han alquilado unas 65 mil computadoras, tabletas y electrodomésticos, así como 19 mil escritorios de oficina, sillas y otros accesorios.

Energía renovable

Los organizadores de los Juegos Olímpicos de Tokio prometen que gran parte de la energía que se utilizará para impulsar los juegos proviene de fuentes renovables, incluidos paneles solares y energía de biomasa de madera. Este último utiliza residuos de la construcción y recortes de árboles para producir electricidad.

El Ariake Urban Sports Park, que albergará los eventos de BMX freestyle, BMX racing y skateboarding, está totalmente alimentado por energía solar renovable producida en Fukushima.

Los juegos también han empleado un programa de compensación de carbono para cubrir todas las emisiones directas e indirectas, incluidos el transporte y la construcción. Bajo el programa de límites y comercio de carbono de Japón, los créditos de carbono compensarán alrededor de 720 mil toneladas de CO2 que se espera que se emitan en la ciudad durante los cuatro días de los Juegos.

Los calderos olímpicos y paralímpicos se encenderán con combustible de hidrógeno limpio, que también se utilizará para generar electricidad y agua caliente en dormitorios, cafeterías e instalaciones de entrenamiento en la Villa Olímpica.

Una vez que terminen los juegos, la Villa se convertirá en pisos propulsados por hidrógeno, una escuela, tiendas y otras instalaciones.

Toyota, socio oficial de los Juegos Olímpicos, ha proporcionado una flota de 500 vehículos eléctricos con pila de combustible de hidrógeno (FCEV) y 100 autobuses FCEV para transportar a los atletas y tripulaciones alrededor y entre las sedes.