Jordan Henderson deja Liverpool para jugar en Arabia Saudí con Al-Ettifaq

Semanas después de contratar a Steven Gerrard, un ícono de Liverpool, como técnico el club saudí Al-Ettifaq ficha al volante Jordan Henderson

AP Noticias
Jueves, 27 de julio de 2023 15:36 EDT
JORDAN HENDERSON
JORDAN HENDERSON

Semanas después de contratar a Steven Gerrard, un ícono de Liverpool, como técnico el club saudí Al-Ettifaq fichó el jueves al volante Jordan Henderson.

El internacional inglés, capitán de Liverpool cuando el club obtuvo los títulos de la Liga Premier y la Liga de Campeones de Europa, se suma a la amplia lista de figuras que se dejado seducir por los petrodólares del reinado. Firmó un contrato de tres años y se reportó que cobrará unas 700.000 libras (900.000 dólares) por semana.

Liverpool confirmó la transferencia de Henderson a Al-Ettifaq y destacó que “levantó ocho trofeos, salvo uno, como el capitán del club”, durante su etapa de 12 años en Anfield.

La liga saudí ambiciona situarse en el mapa del fútbol mundial. Cristiano Ronaldo fichó con Al-Nassr en diciembre. Karim Benzema, N’Golo Kante y Roberto Firmino le siguieron los pasos este verano boreal.

Henderson ganó todo lo posible a nivel de clubes con Liverpool, incluyendo la Liga de Campeones en 2019 y la Premier al año siguiente. Aún le quedaban dos años de contrato, pero el técnico Jurgen Klopp ha emprendido un remozamiento del mediocampo.

“Te echaremos de menos, lo sabes. Nos echarás de menos, yo lo sé”, dijo Klopp en una videoentrevista difundida por el club. “Pero así es la vida, nada es eterno. Es solamente un adiós”.

James Milner, Naby Keita y Alex Oxlade-Chamberlain también se han marchado del club, mientras que Fabio Carvalho fue cedido al Leipzig de la Bundesliga.

Liverpool se reforzó con los fichajes del argentino Alexis Mac Allister y el húngaro Dominik Szoboszlai durante el mercado de pases y se prevé que añadirá otro volante antes del comienzo de la temporada.

La renovación en la zona de mediocampistas se da tras una decepcionante temporada, una en la que quedaron fuera de la Liga de Campeones por primera vez en siete años y se fueron sin alzar un solo trofeo.

El traspaso a Arabia Saudí de un jugador muy admirado y que había sido un fuerte aliado de los hinchas LGBTQ+ molestó a un colectivo de seguidores de Liverpool, que resaltó que Henderson “había sido un futbolista con principios”.

“Nos sentimos muy decepcionados y desilusionados por su decisión, y por el pesar y división que ha creado”, dijo el colectivo en un comunicado.

A punta de talonario, Arabia Saudí ha buscado convertirse en actor protagonista del deporte internacional.

Aparte de Cristiano Ronaldo, quien estaría cobrando casi 200 millones de dólares por año, los saudíes han financiado la LIV Golf y provocaron un cisma en el circuito profesional de golf.

Todo forma parte del empeño del príncipe heredero saudí Mohammed bin Salman para generar nuevos horizontes para la juventud del reino. Sin embargo, sus detractores advierten que es una estrategia de lavado deportivo (“sportswashing), usando el deporte y sus figuras para limpiar la imagen de Arabia Saudí, uno de los países en el que más se ejecuta la pena de muerte en el mundo y que mantiene una guerra en Yemén.

Las agencias de inteligencia de Estados Unidos también creen que el príncipe heredero ordenó el asesinato y desmembramiento del columnista de The Washington Post Jamal Khashoggi en 2018.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in