Premier League: Sam Johnstone se viste de héroe y frustra victoria al Manchester City

Man City 1-1 West Brom: El gol de Ilkay Gundogan fue anulado por un autogol de Ruben Dias en el Etihad

Mark Critchley
martes 15 diciembre 2020 22:44
Loading...
Close
Kevin De Bruyne lashes home in win over West Brom
Read in English

Las preguntas sobre el complicado comienzo del Manchester City en la temporada de la Premier League siguen llegando. ¿Por qué no pueden dominar los partidos y marcar goles como solían hacerlo? ¿Por qué Pep Guardiola no parece saber lo que quiere de sus jugadores?

¿Y pueden esperar de manera realista romper con los otros aspirantes al título cuando pierdan puntos en casa ante West Bromwich Albion?

Este empate 1-1 llevó al City al sexto lugar en la tabla, a solo cinco puntos de Tottenham Hotspur y Liverpool antes de su encuentro en Anfield el miércoles, y aún tendrán un juego en la mano sobre la mayoría de sus rivales una vez que todo esté dicho y hecho en la jornada.  

El gol en propia puerta de Ruben Dias, la primera vez que la defensa del City fue vencida en siete juegos, le valió al West Bromwich un punto que podría resultar crucial si el equipo de Slaven Bilic quiere sobrevivir. Este resultado y el desempeño del City dan esperanza a aquellos que aún no han visitado el Etihad.

Para conseguir la difícil tarea de arrebatarle puntos al City en el Etihad los equipos necesitarán un portero como Sam Johnstone. Dos grandes paradas del ex portero del Manchester United a Ilkay Gundogan, que lo había vencido antes, y a Raheem Sterling se aseguraron de que West Bromwich se llevara una parte de los puntos.  

Después de recibir críticas por su enfoque moderado en el derbi de Manchester del sábado, y de haber mantenido una reunión con sus jugadores sobre sus extrañas luchas frente a la portería esta temporada, Guardiola modificó ligeramente su configuración al poner a Phil Foden en la banda derecha y a Sterling en la banda izquierda.  

La esperanza era que dos extremos jugando en su lado natural ayudarían a estirar a los oponentes obstinados, pero si se suponía que esto tuviera un efecto inmediato, no fue así. El City no disparó a la portería de Johnstone hasta el minuto 20. De hecho, la mejor, y quizás la única, oportunidad de la primera media hora recayó en West Bromwich.

Si Karlan Grant quiere brillar como lo hizo la temporada pasada en la Championship no puede permitirse fallarse oportunidades como la de hoy. El pase de Conor Gallagher se desvió en los tobillos de Joao Cancelo y el ariete de 23 años sacó un flojo remate que le dio tiempo a Ederson para reaccionar y evitar la caída de su marco.

Lentamente, el City comenzó a parecerse más a su antigua versión y su avance fue un gol sacado directamente del libro de jugadas de Guardiola 2017-19. La conexión de Sterling con Cancelo lo vio irse a la línea de fondo y casi sacar el balón para un saque de meta. Después de casi mantenerlo en el lado derecho de la línea blanca, se estabilizó, levantó la cabeza y encontró a Gundogan sin marca en el medio del área, esperando aplicar un remate simple pero efectivo.

Unos minutos después del gol de Gundogan, la marca del City en todas las competiciones sin conceder un gol pasó la barrera de las 10 horas. Este es un City más sólido, más sano a la defensiva que en años anteriores y posiblemente el lado más conservador de Guardiola jamás visto. Y, sin embargo, todavía tienen un error.

Dias es la piedra angular sobre la que se ha construido la reciente racha de portería a cero del City, pero el fichaje récord de 64,3 millones de libras del Benfica tuvo dos oportunidades de despejar el peligro minutos antes del descanso y terminó marcando un gol en propia meta.

Su primer despeje del tiro libre de Matt Phillips llegó hasta Romaine Sawyers, quien se dirigió de regreso al área de penal del City. Luego, Dias ayudó a que la pelota avanzara, asintiendo directamente en el camino de Semi Ajayi. El medio de West Bromwich logró mantener a raya a su oponente Nathan Ake para girar y disparar. Su tiro se desvió de la pierna de Dias y dejó mal parado a Ederson. Fue un gol pobre, pobre de conceder.

West Bromwich estaba encantado y, habiendo recuperado un punto de apoyo en el partido, decidió aferrarse a lo que tenía. Como era de esperar, City dominó la segunda mitad, pero incluso con Kevin De Bruyne tratando desesperadamente de tener un impacto, no pudieron vencer al brillante Johnstone.

A principios de la segunda mitad, el ex juvenil del United le negó a Sterling en el segundo palo después de que sus defensores no pudieron hacer frente a un córner. Luego, De Bruyne se sintió frustrado a mitad de camino cuando Johnstone se desplomó a su derecha y consiguió detener un tiro libre con ambas manos. Pero guardó lo mejor para el final. Gundogan pensó que había encontrado el gol ganador tras un pase de De Bruyne, pero Johnstone se erigió enorme y borró la sonrisa del belga. Sterling tuve una oportunidad idéntica. Una vez más, Johnstone lo rechazó.

Guardiola quería más tiempo, estaba agarrando frenéticamente el tablero del cuarto árbitro Anthony Taylor a medida que pasaban los cuatro minutos adicionales, pero el City podría haber jugado toda la noche y no haber marcado. Esa es la historia de su temporada hasta ahora. Las preguntas sobre su complicado arranque continúan aumentando y son cada vez más difíciles de ignorar.