Todo listo para el Super Bowl LV en medio de estrictas medidas sanitarias y de seguridad

Steve Spagnuolo: El hombre que sabe cómo vencer a Tom Brady en un Super Bowl

Steve Spagnuolo es uno de los pocos que ha vencido a Brady en el juego más importante del futbol americano

Tony Evans@tonyevans92a
lunes 08 febrero 2021 00:23
Read in English

El Super Bowl es la zona de confort de Tom Brady. El jugador de 43 años ha estado presente en el gran juego nueve veces y salió victorioso en seis ocasiones. Es el mayor activo de los Tampa Bay Buccaneers, incluso más que la ventaja de jugar en casa, cuando se enfrenten en el estadio Raymond James a los Kansas City Chiefs, campeones defensores del Super Bowl.

Steve Spagnuolo es el hombre que tiene que detenerlo. El coordinador defensivo de Kansas City lo ha hecho antes, especialmente hace 13 años. En ese entonces, Spagnuolo formaba parte de los New York Giants y Brady era el mariscal de campo de los New England Patriots. Los Pats tuvieron la oportunidad de convertirse en el segundo equipo en completar una temporada invicta, pero, en una sorpresa notable, los Giants prevalecieron 17-14, lo que le dio al veterano mariscal de campo su peor experiencia en un Super Bowl.

Este año los Bucs parten como no favoritos. Es la primera ocasión que Brady no juega para el equipo favorito desde su primera aparición en un Super Bowl hace 19 años. Ganó en 2002 y Spagnuolo sabe que es capaz de volver a cambiar las probabilidades.

Brady es el mejor mariscal de campo. Sus seis anillos de Super Bowl y una serie de récords lo distinguen, al igual que su longevidad. Nunca ha sido el mariscal de campo más atlético y está lejos de ser el más llamativo, pero su calma bajo presión y el toque de pelota se compara con los mejores. Lo que eleva a Brady por encima del resto es su inteligencia en el juego. Spagnuolo lo llamó un "mariscal de campo cerebral" a principios de esta semana.

Nadie lee defensas como Brady. Cuando la oposición se alinea, él es capaz de evaluar sus posiciones y predecir sus intenciones. "Está un paso por delante de todo", dijo Spagnuolo. "Tiene el control total".

En el Super Bowl de 2008, Spagnuolo interrumpió el ritmo de Brady atacando, enviando defensores para presionar al mariscal de campo. Es un negocio arriesgado porque significa que los receptores tienen espacio en el campo y la ofensiva puede ganar muchas yardas. A lo largo de su carrera, Brady ha castigado a los equipos que se atreven a lanzar una carga en su contra.

En el último enfrentamiento entre Chiefs y Bucs en noviembre, Spagnuolo utilizó la misma táctica. Kansas City bombardeó a Brady casi la mitad de las veces que retrocedió para pasar. Esperará presión. Si ve venir la carga, los Chiefs podrían tener problemas.

"Vamos a tener que ser realmente buenos y no mostrarle cosas, o como decimos, no dejar que lea nuestro correo", dijo Spagnuolo. “Si puede leer nuestro correo, sabe exactamente qué hacer”.

Kansas City ganó 27-24 en ese enfrentamiento de temporada regular en Tampa Bay, pero Brady diseñó dos touchdowns en el último cuarto para hacer el juego más parejo de lo que debería haber sido. Spagnuolo y sus jugadores son conscientes de que no pueden simplemente repetir su plan de juego. Necesitan sorprender al mariscal de campo. "No se puede hacer una misma cosa durante mucho tiempo", dijo el coordinador defensivo. "O encontrará una manera de hacerte pagar por ello". Ese mensaje ha llegado a los jugadores.

"Vamos a intentar lanzarle cosas diferentes y eso es lo que lo sacará de su juego", dijo L'Jarius Sneed, el esquinero de los Chiefs. "Mientras lo mantengamos pisándole los talones y lo mantengamos confundido, estaremos bien".

Frank Clark, el ala defensiva, estuvo de acuerdo. "Durante años hemos visto a este hombre dominar los partidos porque no estaba lo suficientemente presionado o no se le obligó a abandonar su lugar", dijo Clark. “Cuando se le permite permanecer en la bolsa de protección y estar cómodo, logra aproximadamente un 65 por ciento de pases completos. Cuando se ve obligado a salir un poco de la bolsa, incluso unas pocas yardas, su porcentaje de pases completos baja al 37 o 36 por ciento".

A ningún mariscal de campo le gusta que le apresuren y le peguen, y llegar a Brady es más fácil decirlo que hacerlo. Tampa Bay ha estado invicto desde la derrota ante Kansas City y ha anotado más de 30 puntos en sus tres partidos de playoffs. Son una unidad mucho más segura de lo que eran en noviembre. Brady dijo esta semana que está mejor preparado que en cualquiera de sus apariciones anteriores en el Super Bowl. Debido a que el juego es en Florida, ha podido quedarse en casa. Su familia ha estado fuera de la ciudad, dándole la casa para él solo y la oportunidad de concentrarse únicamente en el juego. Ha pasado horas pegado a la pantalla, evaluando todos los matices de la defensa de los Chiefs. "Cuantos más clips veo, más comprendo", dijo siniestramente.

Las cosas son diferentes para Brady este año, y no solo porque puede quedarse en casa en lugar de estar encerrado en un hotel en una ciudad neutral. Habló con la prensa a través de una llamada de Zoom y habló sobre la rareza de jugar en una pandemia. "Este es un día loco para los medios", dijo. "Estoy sentado aquí en una habitación vacía". Normalmente, estas conferencias de prensa atraen a cientos de periodistas de todo el mundo. "Esto es muy diferente a las otras nueve experiencias".

La referencia a sus nueve Super Bowls se incluyó casualmente, pero Brady estaba haciendo un punto. Lo ha visto todo. No podría estar más cómodo.

El domingo, Spagnuolo necesita encontrar una manera de presionarlo, esta vez con un nuevo giro. Lo que funcionó antes puede que no vuelva a funcionar contra el mariscal de campo más ganador de la NFL.