Presidente de Bielorrusia anuncia referendo constitucional

El presidente autoritario de Bielorrusia anuncia un referendo sobre una nueva Constitución a realizarse en febrero de 2022 y juró no permitir que la oposición llegue al poder, una medida que según los analistas consolidará aún más su permanencia en el gobierno después de meses de masivas protestas

AP Noticias
martes 28 septiembre 2021 14:38

El gobernador de California, Gavin Newsom, superó el referendo revocatorio

El presidente autoritario de Bielorrusia anunció el martes un referendo sobre una nueva Constitución a realizarse en febrero de 2022 y juró no permitir que la oposición llegue al poder, una medida que según los analistas consolidará aún más su permanencia en el gobierno después de meses de masivas protestas.

El presidente Alexander Lukashenko dijo el martes que se ha elaborado una nueva Constitución que redistribuye el poder entre las ramas principales del gobierno y crea un nuevo organismo, la Asamblea Popular de Toda Bielorrusia.

“Los cambios apuntan a volver la Constitución más armoniosa y equilibrada al redistribuir los poderes del presidente, el parlamento y el gobierno y dar estatus constitucional a la Asamblea Popular de Toda Bielorrusia, dijo Lukashenko.

No entró en detalles acerca del proyecto propuesto ni el papel que tendría dicha asamblea. En la actualidad no existe ese organismo, pero sí hay un Parlamento

Lukashenko ha dicho anteriormente que renunciará a la presidencia —puesto que ocupa desde hace 27 años_, pero en los últimos meses ha dejado de mencionar esa posibilidad.

“El pueblo tomará la decisión final, el referendo tendrá lugar como máximo en febrero del año próximo”, dijo Lukashenko.

En sus años como presidente en la antigua república soviética Lukashenko ha realizado tres referendos: para abolir los límites al período presidencial, modificar la Constitución e imponer nuevamente símbolos de aspecto soviético.

La oposición bielorrusa y organizaciones internacionales han propuesto que el gobierno mantenga conversaciones con la oposición bajo los auspicios de la Organización Para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), pero las autoridades bielorrusas han rechazado las propuestas.

Lukashenko reiteró el martes que no permitirá que la oposición llegue al poder porque “destruiría el país”.