Israel destruye casa de atacante palestino

Israel demolió la casa familiar de un palestino-estadounidense acusado de matar a israelíes en la Margen Occidental, rechazando las aseveraciones de la esposa de que estaban separados y que él casi nunca estaba en el hogar, donde ella vivía con sus tres hijos

AP Noticias
viernes 09 julio 2021 07:47
ISRAEL PALESTINOS
ISRAEL PALESTINOS

Israel demolió la casa familiar de un palestino-estadounidense acusado de matar a israelíes en la Margen Occidental, rechazando las aseveraciones de la esposa de que estaban separados y que él casi nunca estaba en el hogar, donde ella vivía con sus tres hijos.

La medida suscitó una condena por parte de Estados Unidos que se opone a la política de demoler viviendas como castigo y que ha sido más crítico hacia Israel desde que Joe Biden asumió la presidencia.

“La vivienda de toda una familia no debería ser demolida por las acciones de un solo individuo”, manifestó el portavoz del Departamento de Estado Ned Price.

“Existe la necesidad de reducir las tensiones en la Margen Occidental. Las demoliciones punitivas agravan las tensiones en momentos en que todos deben concentrarse en garantizar la calma”, añadió.

Price informó que el secretario de Estado Antony Blinken habló del tema con un funcionario israelí.

Las fuerzas israelíes entraron en la aldea Turmus Ayya de noche y rodearon la vivienda de Muntasser Shalaby. Los soldados detonaron explosivos y derrumbaron la estructura de dos pisos.

Muntasser Shalaby, según autoridades israelíes, perpetró el ataque del 2 de mayo en que disparó desde un auto en marcha y mató al estudiante israelí Yehuda Guetta además de herir a otros dos. Fue arrestado pocos días después de la agresión.

Su esposa, Sanaa Shalaby, dice que están separados desde hace varios años y que él pasa la mayor parte del tiempo en Santa Fe, Nuevo México donde se casó con otras tres mujeres en ceremonias islámicas extraoficiales. Toda la familia tiene ciudadanía norteamericana.

La mujer dice que en años recientes ha tenido escaso contacto con él aunque él regresa cada año por uno o dos meses para pasar tiempo con sus hijos.

Shalaby dice que no sabía nada del ataque.

“Quien sea que cometió ese crimen debe ser castigado, pero no es culpa de toda la familia”, declaró la mujer el mes pasado en una entrevista con AP.