India suma 379.000 casos más de COVID-19, impulsa vacunación

India bate un nuevo récord mundial de contagios de coronavirus mientras millones de personas votan en unas elecciones locales a pesar del repunte del brote y el país se prepara para abrir la campaña de vacunación a todos los adultos a pesar de los inconvenientes

AP Noticias
jueves 29 abril 2021 09:37
ASI-GEN CORONAVIRUS-INDIA
ASI-GEN CORONAVIRUS-INDIA

India batió un nuevo récord mundial de contagios de coronavirus el jueves, mientras millones de personas estaban llamadas a votar en unas elecciones estatales a pesar del repunte del brote y el país se prepara para abrir la campaña de vacunación a todos los adultos a pesar de los inconvenientes.

Con las 379.257 nuevas infecciones confirmadas el jueves, India acumula más de 18,3 millones de casos que la convierten en el segundo país más afectado por la pandemia solo por detrás de Estados Unidos El Ministerio de Salud reportó también otras 3.645 muertes en las últimas 24 horas para un total de 204.832 fallecidos. Los expertos creen que ambas cifras oficiales están por debajo de las reales, pero no está claro en cuánto difieren.

India superó el récord mundial de infecciones en siete de los ocho últimos días, con un promedio de cerca de 350.000 nuevos casos diarios en la última semana. La media diaria de decesos se multiplicó casi por tres en las tres últimas semanas en un reflejo de la gravedad del último brote. Y su ya débil sistema sanitario está sometido a tanta presión que varios aliados enviaron ayuda.

El país, que tiene cerca de 1.400 millones de habitantes, pensó que lo peor había pasado cuando los contagios se redujeron en septiembre. Pero actos multitudinarios como los mítines políticos y festividades religiosas que pudieron celebrarse, y una actitud más relaja ante los riesgos alimentada por los líderes que pregonaban la derrota del virus, causaron lo que ahora se ha convertido en una grave crisis humanitaria, según los expertos en salud. Las nuevas variantes del coronavirus también han tenido un rol clave en el repunte.

En plena crisis, el jueves comenzó en Bengala Occidental la octava y última fase de sus elecciones estatales, a pesar de que el devastador aumento de las infecciones sigue arrasando el país a una velocidad feroz, llenando crematorios y cementerios.

Se espera que más de ocho millones de personas depositen sus boletas en al menos 11.860 centros de votación en todo el estado. La Comisión Electoral dijo que se adoptarían medidas de distanciamiento social.

En las últimas semanas, el primer ministro, Narendra Modi y su partido, Bharatiya Janata, recibieron críticas por celebrar mítines masivos en el estado, que según los expertos podrían haber acelerado los contagios también allí. Otras formaciones también realizaron actos de campaña.

El estado registró más de 17.000 casos en las últimas 24 horas, su peor dato desde el inicio de la pandemia.

A partir del miércoles, todos los indios mayores de 18 años pueden registrarse en una app gubernamental para vacunarse, pero las redes sociales se llenaron de quejas por el colapso de la aplicación debido a la alta demanda, y cuando volvió a estar operativa no había más citas.

Esta fase de la campaña de inmunización debería comenzar el sábado, pero India, uno de los mayores productores de vacunas del mundo, no tiene dosis suficientes para todos los candidatos a recibirla. Hasta los esfuerzos para inocular a los mayores de 45 años enfrentan problemas.

El estado de Maharashtra, uno de los más golpeados por la pandemia, ya anunció que no podrá cumplir el plazo del sábado.

Desde enero, cerca del 10% de la población ha recibido una dosis de la vacuna, pero apenas el 15% tiene las dos necesarias.

Ante la grave escasez de oxígeno médico y otros suministros hospitalarios, Estados Unidos anunció que enviará ayuda valorada en más de 100 millones de dólares, incluyendo 1.000 bombonas de oxígeno, 15 millones de mascarillas N95 y un millón de pruebas diagnósticas rápidas. El primero de los cargamentos llegó el jueves.

India recibió ya suministros médicos de Gran Bretaña, y otros como Francia, Alemania, Irlanda y Australia se comprometieron a ayudar.

Por otra parte, Washington aconsejó a sus ciudadanos que abandonen el país. En una alerta publicada en la web de su embajada se advierte que el "acceso a todo tipo de atención médica se está viendo seriamente limitado en India debido al aumento de los casos de COVID-19”.