España y Croacia llegan entonados a su cruce de octavos

Dani Olmo se encontrará con gente conocida cuando España enfrente a Croacia en los octavos de final del Campeonato Europeo

AP Noticias
domingo 27 junio 2021 16:32
EURO ESPAÑA
EURO ESPAÑA

Dani Olmo se encontrará con gente conocida cuando España enfrente a Croacia en los octavos de final del Campeonato Europeo.

De hecho, fácilmente pudiera estar jugando para Croacia en lugar de España en la Euro 2020.

El volante ofensivo desoyó los cantos de sirena de la selección croata tras llegar al Dínamo de Zagreb procedente de la cantera del Barcelona cuando apenas tenía 16 años y cumplió seis temporadas con el club.

Olmo nunca ha jugado en club de la primera división de España — se fue a RB Leipzig en 2020 — pero no lamenta su decisión de mantenerse fiel con su país natal.

“Existía interés por parte de la selección de Croacia, pero yo siempre he dejado claro mi postura, quería jugar con España, lo conseguí y estoy donde siempre he querido estar”, dijo Olmo.

Con 23 años, Olmo forma parte de un grupo de jóvenes jugadores que han recibido protagonismo en el equipo de Luis Enrique. Para este duelo contra Croacia, ha adoptado la función de ser una especie de experto sobre los rivales.

“He enfrentado a la mayoría de sus jugadores”, dijo Olmo. Creo que (Bruno) Petkovic “es un delantero muy completo, corpulento, que en partidos grandes se crece y hay que tener cuidado con él”.

Sin embargo, Croacia echará de menos a una de sus máximas figuras para el duelo en Copenhague luego que el atacante Ivan Perisic diera positivo por COVID-19. Perisic, autor de dos goles durante la fase de grupos, tendrá que permanecer aislado durante 10 días y también podría perderse los cuartos de final y semifinales, en caso que Croacia pueda alcanzar esas instancias.

Españoles y croatas llegan entonados tras comenzar el torneo a los tumbos.

La Roja goleó 5-0 a Eslovaquia en la última fecha de su grupo para clasificarse. Croacia dio cuenta 3-1 de Escocia para cerrar segunda detrás de Inglaterra en su llave.

También son selecciones con buenos pergaminos en los grandes torneos, aunque sus recientes trayectorias reflejan debilidad.

Croacia disputó la final del Mundial de Rusia 2018, perdiendo ante Francia. Aún mantiene a 13 de los integrantes de ese equipo.

España se proclamó campeona en tres grandes citas entre 2008-2012, incluyendo dos Eurocopas. Pero se fueron a casa tras los octavos de final de la Euro 2016 y el Mundial de 2018.

La Roja es una selección muy cambiada, con apenas siete jugadores con experiencias en citas de envergadura. Uno de esos veteranos, el centrocampista Sergio Busquets, reanimó al equipo al reaparecer frente a Eslovaquia tras dar positivo por el coronavirus en la víspera del torneo.

Luis Enrique ha mantenido el estilo de posesión en España, pero el conjunto evidencia falta de profundidad y acabó conformándose con empates en sus partidos ante Suecia y Polonia, rivales con un molde defensivo.

Croacia, sin embargo, arriesga más y no replegará para que España acapare la posesión.

“Cuando los españoles tienen la tenencia, han quedado algo en evidencia, les costó anotar en los primeros dos partidos”, comentó el zaguero croata Duje Caleta-Car. “Tenemos el personal que también es capaz de lucirse con la posesión y ahí puede estar nuestra oportunidad. Ellos no han pasado por eso, que otro les quite la pelota”.

El veterano volante croata Luka Modric ratificó con su gol ante Escocia que está más vigente que nunca a sus 35 años y volverá a ser el eje del juego de su selección.

“Es el motor y el corazón del equipo”, dijo Olmo sobre Modric. “Es el que lleva la batuta y todo el juego pasa por sus pies”.

En cuanto al ataque español, todas las miradas estarán puestas en Álvaro Morata. El delantero español fue víctimas de insultos en las redes por fallar un penal ante Eslovaquia y sus desteñidas actuaciones en los primeros dos partidos, pese a que anotó ante Polonia.

Morata dijo que recibió amenazas dirigidas a sus hijos y que no pudo dormir tras el partido contra Eslovaquia. Pero España recuperó la pegada ante Eslovaquia, dando indicios que no depende únicamente de Morata.

Esa es la mejor noticia para Luis Enrique.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged in